•   Lisboa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La llamada "Peregrinación del Emigrante", celebrada entre ayer y hoy en Fátima, contó este año con la presencia de miles de jóvenes, en buena parte brasileños, que iniciaron desde este santuario portugués su viaje hasta Madrid para el encuentro de la próxima semana con el Papa Benedicto XVI.

El obispo de la diócesis de Leiria-Fátima, António Marto, agradeció el esfuerzo de los jóvenes y subrayó que "escogieron Fátima como oasis espiritual" en busca de "recogimiento" para prepararse de cara a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebra del 16 al 21 de agosto en la capital de España.

Junto a ellos, miles de personas más acudieron entre ayer y hoy al santuario -ubicado en el norte de Portugal- para participar en la "Peregrinación del Emigrante", considerada la tercera más multitudinaria del año, sólo por detrás de las de mayo y octubre.

Los actos comenzaron en la noche de ayer con la misa de la vigilia, celebrada en el altar del recinto, y terminaron hoy con la celebración de una eucaristía presidida por Arlindo Gomes Furtado, obispo de Santiago (Cabo Verde).

Según los datos oficiales, de los 47 grupos inscritos para participar en esta celebración, 16 estaban formados por jóvenes que asistirán a la JMJ en Madrid.

Durante la homilía, Arlindo Gomes instó a las autoridades a luchar para erradicar la emigración forzada por "las persecuciones, la guerra y la pobreza extrema" y destacó el efecto positivo que tiene en la sociedad el intercambio de culturas que se produce en un contexto de globalización como el actual.