•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía de Honduras ofreció hoy 20.000 lempiras (unos 1.052 dólares) a quienes informen sobre sitios donde viven pandilleros que incurren en hechos violentos contra la población, a la que mantienen aterrorizada, informó una fuente oficial.

El jefe de la policía en la norteña ciudad de San Pedro Sula, Héctor Iván Mejía, dijo a los periodistas que la recompensa que ofrece el Estado de Honduras se orienta a reducir los índices de violencia.

Muchos de los crímenes que se cometen a diario en algunas de las principales ciudades de Honduras son atribuidos a pandillas armadas, conocidas como "maras", algunas de las cuales también cobran un "impuesto de guerra" a taxistas, conductores de autobuses urbanos y en zonas residenciales.

Mejía explicó que la información que brinde la población será procesada y luego se coordinarán acciones con el Ministerio Público para hacer los allanamientos, captura y enjuiciamiento contra aquellos que se les compruebe la comisión de un delito.

San Pedro Sula es una de las ciudades de Honduras que registra altos índices de violencia, con zonas residenciales que son controladas por pandilleros armados.

Una de esas zonas es conocida como Ciudad Planeta, que se localiza a pocos kilómetros de San Pedro Sula, donde las autoridades recién descubrieron varias tumbas clandestinas con restos de unas ocho personas que fueron asesinadas.

Tras una intensa operación que duró unos dos meses, la Policía declaró la semana pasada "libre de pandillas" a la Ciudad Planeta, donde se está fortaleciendo una posta policial que en varias ocasiones ha sido atacada por pandilleros.

Según Mejía, el pago de una recompensa a quienes informen sobre sitios donde viven pandilleros violentos es para "llevarlos adonde tienen que estar, privados de libertad".

Añadió que la Policía no está violentando derechos de nadie, ni está pidiendo a la población que invente información sobre pandilleros para su detención.

La información correcta, según Mejía, permitirá identificar a los pandilleros que pudieran estar involucrados en algún crimen para proceder legalmente contra ellos, porque la policía "no tiene facultades para aprehender, ni mandar preso a nadie".

Mejía se refirió a la recompensa que se ofrece por información sobre pandilleros tras acompañar al ministro de Seguridad Óscar Álvarez en una misión de supervisión y reforzamiento de la Policía en la Ciudad Planeta, de donde muchos vecinos han abandonado sus viviendas por temor a los pandilleros.