•   Siria  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Naves de guerra participaron el domingo por primera vez en un ataque en Siria, en la ciudad costera de Latakia, causando al menos 23 muertos y decenas de heridos, anunció el Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH).

"Por lo menos 21 civiles murieron en el barrio de al-Raml al-Junubi y otros dos en el de Qniniss en Latakia", indicó el presidente de la OSDH, Rami Abdel Rahmane.

Según la OSDH, barcos de guerra equipados con ametralladoras pesadas y tanques participan en la ofensiva contra al-Raml al-Junubi, escenario de los últimos días de manifestaciones masivas que reclaman la caída del régimen.

"Navíos de guerra están atacando Latakia y se oyen explosiones en varios barrios", precisó la ONG.

Además, "se oyeron intensos disparos y explosiones en el barrio de Saliba", mientras "vehículos de paramilitares partidarios del régimen y fuerzas de seguridad se concentraban en la ciudad", agregó el Observatorio.

Por la mañana, las fuerzas de seguridad también lanzaron cohetes en el barrio de Al Sakenturi y un niño resultó herido en el barrio de Bustan Saydui, explicó la organización.

Entre las víctimas de este domingo, la OSDH registró sirios y además palestinos, pues el barrio atacado en la ofensiva alberga el campamento de al-Ramal, donde viven numerosos palestinos.

Según el OSDH, dos civiles murieron el sábado en Latakia, tras el despliegue de una veintena de "tanques y vehículos de transporte de tropas (...) cerca del barrio de Al Raml al Junubi".

La ciudad acogió estos últimos días masivas manifestaciones que reclamaban la caída del régimen del presidente sirio, Bashar al Asad. Ante el temor de una ofensiva, muchos ciudadanos decidieron huir de Latakia.

Por otra parte, el ejército y las fuerzas de seguridad sirias ingresaron en la noche del sábado en dos suburbios de Damasco y arrestaron a muchas personas, dijo el Observatorio.

"Las fuerzas de seguridad entraron masivamente en Sakba y Hamuriya y lanzaron una amplia campaña de detenciones", explicó el Observatorio.

Las comunicaciones telefónicas e internet de la capital como de Latakia sufren continuos cortes, indicó el OSDH.

Por su parte, los Comités de Coordinación de la Revolución Siria afirmaron el domingo que ya no circulaban trenes en dirección y procedentes de Latakia.

En Jordania, la agencia oficial Petra anunció la muerte de un jordano de 20 años por la gravedad de sus heridas tras ser tiroteado por un francotirador escondido, cuando se disponía a visitar a unos familiares en Homs, ciudad situada en el centro de Siria.

En un comunicado publicado el domingo, seis ONG en defensa por los derechos humanos exigieron la liberación "inmediata" de Abdel Karim Rihaui, presidente de la Liga Siria de Derechos Humanos, detenido el jueves, que se ha convertido en una importante fuente de información para la prensa extranjera y cuyos movimientos en todo el país están limitados.

En el ámbito diplomático, el presidente estadounidense, Barack Obama, volvió a manifestar el sábado su preocupación por la situación en Siria durante una conversación telefónica con dos de sus aliados: el rey Abdalá de Arabia Saudí y el primer ministro británico, David Cameron.

Los tres dirigentes exigieron el fin "inmediato" de la violencia.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto celebrar una reunión especial el próximo jueves para tratar la situación de los derechos humanos y la urgencia humanitaria en Siria.

Desde que comenzó el movimiento de protesta el 15 de marzo, casi 1.800 civiles murieron, según un registro de esta organización.