•   Siria  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La ONU anunció este miércoles haber retirado de Siria a unos 25 miembros de su personal internacional y a decenas de familiares suyos debido a que su seguridad peligra.

"A causa de las inquietudes relativas a la seguridad, hemos tomado la decisión de retirar de Siria a unos 25 miembros de nuestro personal internacional y a las personas a su cargo", declaró Farhan Haq, un portavoz de Naciones Unidas en Nueva York.

"Hemos retirado a más de 20 miembros de nuestro personal de Siria, todos formaban parte del personal no esencial de Naciones Unidas", señaló poco antes la oficina del representante de la ONU en el Líbano, Michael Williams, que acudirá este miércoles a la sede de la organización en Nueva York.

Más de 200 miembros del personal internacional de la ONU se encuentran en Siria, la mitad de los cuales trabaja para el Alto Comisionado para los Refugiados y la UNDOF, la misión de Naciones Unidas encargada de supervisar el respeto del alto el fuego en la meseta del Golán.

Varias decenas de familiares del personal de la ONU ya se fueron de Siria debido a la cruenta represión del presidente Bashar al Asad contra los opositores a su régimen.

Según las organizaciones de defensa de los derechos humanos, la represión de las manifestaciones causó unos 2.000 muertos civiles desde mediados de marzo, cuando estalló la revuelta.