•   Washinton  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Barack Obama exigirá este jueves la dimisión del presidente de Siria Bashar al Asad, quien encabeza una cruenta represión contra sus opositores, y anunciará nuevas sanciones "muy duras" contra ese país, dijo un funcionario estadounidense.

"El presidente Obama exigirá a Asad que renuncie", dijo el funcionario que pidió permanecer en el anonimato, quien sostuvo que el anuncio de nuevas sanciones a Siria "apoyará como complemento la exigencia del Presidente".

La fuente dijo que la Casa Blanca hará pública una declaración poco antes de una alocución en la televisión en directo de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, prevista para las 14H00 GMT.

El martes, Clinton dijo que sería más eficaz que Turquía o Arabia Saudita instaran al presidente Asad a renunciar en lugar de que lo hiciera Estados Unidos porque aquellos países "tienen una mayor influencia" sobre el líder sirio.

"Esto no va a cambiar mucho si es Estados Unidos el que afirma que Asad tiene que renunciar", sostuvo la jefe de la diplomacia nortemericana.

La administración Obama ha trabajado durante semanas con la comunidad internacional para aumentar la presión sobre Bashar al Asad, cuya represión contra los opositores ha dejado unos 2.000 muertes en cinco meses.

Más temprano el jueves, un informe del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, señaló que las "violaciones graves a los derechos humanos" contra los manifestantes en Siria "podrían llegar a ser crímenes contra la la humanidad".