•   Moscú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El heredero a la corona de Libia, Mohamed Al-Senussi, aseguró hoy que el dictador del país árabe, Muamar el Kadhafi, sólo negocia para ganar tiempo y que será el pueblo el que decida el retorno o no de la monarquía.

"Kadhafi busca ganar tiempo para la estabilización de la situación bélica y la recuperación de sus Fuerzas Armadas a través de las conversaciones. Por eso, el pueblo libio está en contra de las negociaciones", señaló Al-Senussi al canal ruso de televisión RT.

Al-Senussi considera que Kadhafi es el origen de todos los problemas de Libia, por lo que debe abandonar de inmediato el poder y el país.

En cuanto al posible retorno de la monarquía al país norteafricano, el príncipe manifestó que la última palabra la tiene el pueblo.

"No importa cuál sea la forma de Gobierno. El pueblo decidirá. Todo está en sus manos. Él elegirá la forma de Gobierno que más le convenga y que servirá a todo el pueblo", apuntó.

Al-Senussi añadió: "Personalmente yo, como ciudadano, serviré a mi pueblo como dirigente o como súbdito, todo al mismo tiempo".

A su vez, descartó que Libia pueda sumirse en el caos y la guerra civil tras la salida de Kadhafi, como ocurrió en Irak tras el derrocamiento de Sadam Husein.

"Entre Irak y Libia hay mucha diferencia. Sea el aspecto social, tribal o cívico. Vemos cómo los revolucionarios tratan a los presos. El trato es bueno, lo que no es el caso de otros países que han atravesado situaciones parecidas", opinó.

El príncipe libio negó que en Libia se está produciendo una división entre las diferentes tribus.

"Se oyen rumores (...), pero yo no lo veo. El pueblo libio es uno. La mayoría está en contra del régimen de Kadhafi. Yo creo que el pueblo seguirá unido incluso después de la caída de Kadhafi", dijo.

Al-Senussi cree que "el pueblo superará la crisis provocada por Kadhafi" y que a Libia le espera un futuro "brillante y próspero".