•   San José  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un costarricense de 74 años roció con gasolina y le prendió fuego a su hijo, de 38 años, causándole quemaduras severas en el 60% de su cuerpo, tras descubrirlo consumiendo drogas en su casa, confirmaron hoy fuentes oficiales.

El suceso ocurrió la noche del miércoles pasado en un poblado de san Isidro del General, en la zona sur de Costa Rica, a unos 140 kilómetros de San José.

Un portavoz de la policía indicó este viernes a Acan-Efe que los vecinos dieron la alerta a las autoridades tras ver a la víctima, identificada como Marco Antonio Vesco Vargas, salir de la casa envuelto en llamas.

Según los testigos, el hombre corrió por media calle hasta que algunos lugareños lograron apagar las llamas.

Vesco Vargas debió ser trasladado a un hospital capitalino debido a la gravedad de sus quemaduras, que afectaron sus brazos, tórax y cara, de acuerdo a la información policla.

Tras el ataque, el padre de Vesco, cuya identidad no ha sido revelada oficialmente pero sería de origen italiano, permaneció
dentro de la vivienda para luego entregarse a la policía sin oponer resistencia.

Vecinos de la familia comentaron a medios locales que el padre tenía muchos problemas con su hijo pues éste es drogadicto y algunas veces robaba cosas de su casa para venderlas y comprar drogas.

El hombre de 74 años enfrenta ahora una acusación por intento de homicidio.