• |
  • |
  • END

BAGDAD / AGENCIAS

Durante los cinco años de la invasión de EU a Irak, el número de tropas americanas se ha elevado a 158 mil hombres. En julio del año pasado (2007), cuando iniciaron las negociaciones sobre la ocupación militar, se habló de retirar apenas a unos 30 mil militares, dejando en el país más de 130 mil soldados, lo que significa que el nudo del problema seguirá apretando todavía más y no se sabe por cuánto tiempo.

El problema esencial de EU en estos momentos es la actitud negativa de la población hacia las fuerzas de ocupación. El presidente del Comité para Asuntos de las fuerzas armadas de la Cámara de los Representantes del Congreso de EU, Ike Skelton, reconoció que el 72 por ciento de los iraquíes asegura que la presencia del Ejército americano agrava la seguridad en este país
Recientemente, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, instó a EU a retirarse de Irak lo más pronto posible. “La presencia de las fuerzas de ocupación en Irak provoca la inestabilidad en este país”, dijo en una reunión con Abdul Aziz Al-Khakm, líder del partido político chiíta “Concilio Supremo para la Revolución islámica en Irak”, durante la visita de este último a Teherán.

El líder de Irán expresó que el pueblo iraquí sin necesidad de ayuda extranjera es capaz de restablecer el orden y fortalecer su soberanía. Ahmadinejad agregó que la formación del gobierno nacional en Irak es “un gran acontecimiento”, mientras que Abdul Aziz Al-Khakim expresó el agradecimiento a Irán por el “apoyo al proceso de establecimiento de la soberanía nacional en Irak.”

En tanto, el comandante del Ejército americano en Irak, general David Petreus, acusó una vez más a Teherán del supuesto apoyo a los insurgentes iraquíes. Señaló que Irán es responsable por el traslado de armas, entrenamiento y apoyo financiero de elementos radicales. según él, no hay ninguna duda de que Irán está conectado con los mortales ataques a los militares americanos
Número de bajas de EU crecen
El segundo problema es el número de americanos muertos. En los últimos diez meses del año pasado (2007) murieron 855 soldados y oficiales. Ese es el número de muertos más alto en los cuatro años y ocho meses de la campaña militar, reconoció uno de los representantes del mando militar de EU en Irak.

Antes, el récord pertenecía al año 2004, cuando murieron 849 militares. En total han muerto 3,829 militares americanos, y esas pérdidas están aumentando de manera muy considerable.

El 29 de octubre, el general de brigada Jefry Dorko, fue herido en Bagdad. Él es el militar de más alto rango de EU que ha sufrido heridas en toda la campaña militar.

Hay que destacar que la mayoría de los iraqués –-60 por ciento-- encuentra justificado los ataques de los insurgentes al ejército americano, hecho que aseveran se desprende de los testimonios brindados en la BBC, ABC y NHK.


300 vacantes en sede diplomática
Resulta curioso señalar que mientras el general Petreus expresó ante el Congreso de EU de una supuesta estabilización de las condiciones en Irak, más de 300 cargos de la misión diplomática americana en este país se quedaron vacante por problemas de seguridad.

Muchos diplomáticos temen ir simplemente a Irak. Ante esa situación el Departamento del Estado obligó a sus funcionarios a prestar al servicio en Irak, porque de lo contrario los despiden.


Sin gobierno
Mientras tanto, el gobierno de Irak se encuentra inmerso en una crisis profunda después de la renuncia de funcionarios de varios partidos políticos. Esa apreciación fue expresada por el canciller de Francia, Bernard Koucher, quien lo manifestó ante la Secretaria de Estado, Condolezza Rice.