•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno chileno sostuvo esta noche que los convocantes a una jornada de paro nacional de 48 horas en demanda de mejoras sociales y laborales "no cumplieron con su objetivo de paralizar el país".

"Como Gobierno sentimos una alegría profunda de que ese objetivo no se haya cumplido", enfatizó a los periodistas el ministro portavoz Andrés Chadwick.

"El objetivo era muy claro y evidente: paralizar a nuestro país y generar un enorme daño a todas las personas que necesitan sus trabajos", indicó el ministro al entregar un balance de esta primera jornada de paro.

El paro de 48 horas fue convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) bajo una plataforma de demandas que van desde reformas a la Constitución hasta un aumento de impuestos a las empresas, de un fondo de pensión estatal y más recursos para Salud y Educación.

En nombre del Ejecutivo, Andrés Chadwick manifestó su agradecimiento a "millones de chilenos" por haber cumplido con sus actividades laborales pese al paro nacional convocado por la multisindical.

El ministro afirmó que el balance oficial de la jornada a nivel nacional arroja 348 detenidos, 19 carabineros heridos y 17 civiles lesionados, muchos de los cuales, según especificó, no estaban involucrados en las manifestaciones.

Asimismo, señaló que la adhesión al paro entre los trabajadores del sector público alcanzó a 14,3 % (28.127 personas), lo que refleja, dijo, que "la inmensa mayoría de los chilenos no quiere el camino de la violencia y la confrontación para solucionar sus problemas".

Frente a lo que se espera para el resto de la noche y víspera de la segunda jornada de paro, el portavoz de Gobierno manifestó su deseo de que los convocantes "puedan rechazar públicamente la realización de cualquier acto de violencia".