•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades en la zona costera de Carolina del Norte han comenzado a evacuar hoy a los miles de turistas del sector de los Outer Banks ante la inminente llegada del huracán "Irene" en los próximos días.

Ante la proximidad del ciclón, que por ahora sigue azotando con sus poderosos vientos al sureste de Bahamas, las autoridades del condado de Dare, en Carolina del Norte, emitieron una orden de evacuación para los miles de turistas en la zona, donde se ha declarado estado de emergencia.

Las autoridades advierten de una gran congestión de tráfico en las carreteras y los únicos dos puentes que unen a la zona de los Outer Banks con tierra firme.

Se prevé que el huracán "Irene" produzca fuertes lluvias, vientos y oleajes en las zonas costeras de Florida, Georgia y Carolina del Sur. Sin embargo, tendrá un mayor impacto, sobre todo, al este de Carolina del Norte entre la noche del viernes y el sábado, indicaron los servicios de meteorología.

Según los pronósticos más recientes, el ciclón continuará su rumbo norte por la costa atlántica de Estados Unidos a partir del próximo fin de semana.

Como medida de precaución, la Marina de EE.UU. ha dado órdenes de comenzar a trasladar desde mañana mismo sus buques de guerra del sureste del estado de Virginia a zonas alejadas de la posible trayectoria del huracán "Irene".

Esta tarde, el ojo del huracán se movía entre cayo Rum y Long Island, en Bahamas, con vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos en su boletín de las 00.00 GMT de hoy.

Las autoridades no han podido precisar el sitio donde el ciclón tocará tierra, pero advierten de que por ahora se mantiene como un huracán categoría 3 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

El CNH advirtió que es un "gran ciclón" cuyos vientos con fuerza de huracán se extienden 95 kilómetros desde su centro y los de fuerza con tormenta tropical a 370 kilómetros.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés) de EE.UU. reiteró hoy que los residentes de toda la costa este del país deben permanecer en alerta.