•   Gaza  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Tregua tácita entre Israel y los grupos armados palestinos de Gaza seguía siendo frágil el miércoles, tras la muerte de tres palestinos, entre ellos dos militantes de la Yihad islámica, en ataques israelíes, y por los disparos de cohetes contra Israel.

Cuatro cohetes fueron lanzados desde la franja de Gaza al sur de Israel sin causar heridos, e Israel reaccionó con ataques, situación que fragilizó más el nuevo acuerdo entre Hamas e Israel para cesar la escalada de violencia.

El primer ataque israelí del miércoles por la noche fue lanzado poco después de los disparos de los cuatro cohetes hacia el sur de Israel, indicó a la AFP una portavoz de la policía israelí.

El movimiento islamista palestino Hamas e Israel se habían comprometido el lunes a calmar la situación en Gaza, tras el anuncio de una tregua por parte de las milicias palestinas y la declaración por parte del gobierno de Benjamin Netanyahu de que no emprendería una ofensiva terrestre.

Cohetes no causan víctimas
“Dos cohetes lanzados desde Gaza cayeron en un sector deshabitado del distrito de la ciudad de Sderot sin causar heridos”, indicó a la AFP una portavoz de la policía, Luba Samri.

La portavoz dijo que otro cohete cayó al sur de la ciudad de Ashkelon, al sur de Tel Aviv, sin causar víctimas. Más tarde, un cuarto cohete estalló cerca de Ashkelon sin causar víctimas, según una fuente militar.

Los tiros fueron reivindicados en un comunicado conjunto publicado en Gaza por grupos que no asumen la tregua, las Brigadas de Ali Mustafa (brazo armado del Frente Popular de Liberación de Palestina - FPLP) y las Brigadas Al Naser del grupo de Abu Yusef Elqouqa, disidente de los Comités de Resistencia Popular (CRP).

En reacción, al menos dos ataques israelíes en la franja de Gaza dejaron tres palestinos muertos este miércoles, según fuentes médicas, palestinas e israelíes, y la aviación israelí realizó luego al menos otros dos operativos nocturnos que dejaron seis heridos.

Atya Moqat, de 20 años, militante de la Yihad Islámica, murió durante uno de los ataques israelíes, que también dejó un palestino herido, según fuentes médicas y un comunicado de las Brigadas Al Qods, el brazo armado de esta organización radical.

El Ejército israelí confirmó que atacó “una célula terrorista” que había disparado cohetes contra Israel.

Otro miembro de la Yihad Islámica, Ismail Al Asmar, de 37 años, había muerto la noche del martes al miércoles en un ataque aéreo israelí cuando circulaba en auto cerca de Rafah, en la frontera con Egipto.

El Ejército israelí confirmó que atacó a “un militante de la Yihad Islámica implicado en el contrabando de armas y actividades terroristas en el Sinaí” egipcio.

Por otra parte, el cuerpo destrozado de un hombre de 65 años, Ismael Amum, fue descubierto la tarde del miércoles en un campamento de refugiados de Deir Al Balah, en el área de alcance de los disparos israelíes.

En uno de los operativos aéreos nocturnos del miércoles, contra un túnel de contrabando en el sur de la franja de Gaza, cuatro palestinos resultaron heridos, dos de ellos graves, y otros tres se daban por desaparecidos, según fuentes médicas palestinas.

Las Brigadas Al Qods afirmaron en un comunicado que lanzaron cohetes contra varias ciudades israelíes, entre ellas Beersheba, la más grande del sur de Israel, lo que no fue confirmado por la policía y el ejército israelíes.

Antes, las Brigadas Al Qods habían lanzado seis obuses de mortero contra la terminal carretera israelí de Kisufim, en la frontera entre la franja de Gaza e Israel, según reivindicaron en un comunicado.

Poco después de esos disparos, dos palestinos resultaron heridos en un ataque aéreo de la aviación israelí en Gaza, según fuentes médicas palestinas y testigos.

Por otro lado, un cohete lanzado desde la franja de Gaza cayó el miércoles en territorio egipcio, hiriendo a una mujer cerca de Rafah.

En un comunicado, el Gobierno del Hamas, en el poder en Gaza, fustigó “la violación de la calma” por parte de Israel y lo acusó de buscar “la escalada”.