•   SANTIAGO / AFP  |
  •  |
  •  |

Un paro nacional de 48 horas se saldó en Chile con un adolescente muerto, cientos de heridos y casi 1,400 detenidos, en una protesta inscrita en una oleada de manifestaciones en los últimos tres meses que marcaron una ruptura entre la sociedad civil y el gobierno del presidente Sebastián Piñera.

Tras marchas pacíficas el jueves, los disturbios estallaron al caer la noche en poblaciones de la periferia de Santiago y en los alrededores de sedes universitarias, donde manifestantes levantaron barricadas y se enfrentaron con la Policía.

“Tenemos 1,394 detenidos, gran parte de ellos por desórdenes graves y robo a la propiedad, 153 carabineros lesionados a lo largo del país, 53 civiles lesionados de distinta naturaleza y el joven fallecido”, informó este viernes el subsecretario del Interior Rodrigo Ubilla.

El adolescente, de 14 años, identificado como Manuel Gutiérrez, murió tras ser alcanzado por un disparo en medio de enfrentamientos que se registraban entre manifestantes y la policía en la comuna de Macul, en el oriente de Santiago, uno de los cientos de focos de disturbios.

Según testigos, el joven -que acompañaba a su hermano que iba en silla de ruedas- fue alcanzado en el pecho por una bala mientras cruzaba una pasarela. Su familia acusó a la policía del disparo pero ésta negó su responsabilidad y puso a disposición de la Fiscalía las armas de los efectivos que custodiaban la comuna.

“Descarto de plano la participación de Carabineros”, dijo el segundo jefe de Carabineros de la zona metropolitana, Sergio Gajardo.

Miran disparar a carabinero
El hermano de la víctima, Gerson Gutiérrez, afirmó haber visto “a un carabinero disparando desde el interior del automóvil”. “Disparó hacia la gente, era una radiopatrulla, mi hermano me dijo ‘me dieron’, se sacó la mano del pecho, tenía su mano ensangrentada y un orificio en el pecho”, relató.

“El gobierno espera que se esclarezca de manera rápida la muerte de este joven”, señaló Ubilla.
Por su parte, la presidenta del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fríes, aseguró que están recabando “la información necesaria para presentar una eventual denuncia ante el Ministerio Público”, y poder determinar las circunstancias de la muerte del joven.

El Servicio Médico Legal confirmó este viernes que el menor falleció a causa de una herida torácica por proyectil balístico. La Policía de Investigaciones deberá practicar ahora peritajes para dilucidar el origen de las balas.

En varios puntos de Santiago este viernes en la madrugada se levantaron barricadas incendiarias y se registraron cortes del suministro eléctrico por la acción de desconocidos que lanzaron cadenas a los cables alimentadores de electricidad.

Mientras tanto pasaron a control de detención unos 150 de los casi 1,400 arrestados durante estos días. El portavoz del gobierno, Andrés Chadwick, dijo que aún se están evaluando los daños y aseguró que “el país no quiere más violencia”.

La violenta jornada nocturna coronó la paralización de 48 horas convocada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) -la mayor central sindical del país que agrupa a un 10% de la fuerza laboral- a la que adhirieron estudiantes y profesores, que por casi tres meses protestan en Chile en demanda que la educación pública sea gratuita y de calidad.