•   Teherán  |
  •  |
  •  |

Irán dijo el lunes que no negociará más para intercambiar combustible nuclear con las grandes potencias, pero que está dispuesto a intensificar su cooperación con la Agencia internacional de la energía atómica (AIEA) en "un número limitado de casos".

"No negociaremos más un posible intercambio y un cese de nuestra propia producción de combustible", declaró el jefe del programa nuclear iraní Fereydoun Abbassi Davan en declaraciones a la agencia Irna.

Las grandes potencias propusieron en 2009 que Irán entregara combustible levemente enriquecido y recibiera a cambio combustible más enriquecido, afirmando que ello podría permitir a Teherán desarrollar su programa nuclear civil sin tener necesidad de seguir desarrollando sus capacidades para enriquecer combustible.

El proyecto preveía que Irán enviase más de 1.200 kilos de uranio levemente enriquecido (3,5%) a Rusia y recibiera a cambio combustible ruso y francés enriquecido 20% para su reactor de investigación en Teherán.

En lo relativo a la cooperación con la AIEA, "les pedimos que nos presenten sus principales alegaciones, con documentos y pruebas, para examinarlos", indicó el jefe del programa nuclear iraní.

"Le dijimos a la AIEA que para discutir sobre esas cuestiones tiene que haber un límite, es decir un número limitado de casos", explicó el responsable.

Según Abbassi Davan, "en caso contrario, los países hostiles (occidentales) a nuestras actividades nucleares pacíficas no van a cesar de presentar otras demandas inventando documentos para presentarlos a la AIEA", agregó.

Irán se ha negado hasta el momento a discutir nuevas cuestiones evocadas por la AIEA acerca de su controvertido programa nuclear, argumentando que se trata de afirmaciones sin fundamento.