•   San Juan, Puerto Rico, EU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un senador del congreso de Puerto Rico, afiliado al Partido Republicano estadounidense, fue obligado a renunciar el lunes tras subir fotos desnudo a una red de contactos homosexuales, comunidad con la que se enfrentó por oponerse al matrimonio entre parejas del mismo sexo.

El presidente del Senado puertorriqueño, Thomas Rivera Schatz, anunció el lunes la renuncia del senador oficialista Roberto Arango y prometió que divulgará una carta del político este martes.

Rivera Schatz dijo que, tras una reunión el sábado con Arango, entendió "que lo más correcto para él y su familia era presentar la renuncia".

"De ese modo se terminaba la controversia que lo había convertido en blanco de burla y sarcasmo al punto de la humillación", dijo Rivera Schatz, que como Arango son miembros de la mayoría en el senado del Partido Nuevo Progresista (PNP), al que pertenece el gobernador de la isla, Luis Fortuño.

Según los medios locales, las fotos fueron publicadas originalmente en una red social dirigida a una comunidad homosexual y bisexual llamada Grindr.

Arango, conservador e impulsor de iniciativas legislativas contra la comunidad homosexual, se defendió en los medios diciendo que todo era una "patraña", pero luego en una entrevista con la cadena de televisión Wapa indicó: "No recuerdo haberme tomado esas fotos, pero eso no significa que no las tomé".

También agregó que se había tomado muchas fotografías con su teléfono celular para ver los resultados de una dieta.

El sitio donde fueron descubiertas las fotos se accede a través de una aplicación para celulares.

La polémica quedó servida en Puerto Rico cuando la semana pasada saltó el nombre de Arango como el principal sospechoso de las fotos, ya que el senador cobró notoriedad por defender con vehemencia la "Resolución 99", la cual proponía declarar que el matrimonio es una institución exclusiva para un hombre y una mujer.

El caso de Arango recuerda al del congresista demócrata por Nueva York Anthony Weiner, quien tuvo que renunciar en junio a su escaño en la Cámara de Representantes de Estados Unidos tras verse involucrado en un escándalo sexual por sus mensajes y fotos inapropiados en la red social Twitter.