•   DAMASCO / AFP  |
  •  |
  •  |

Seis personas murieron ayer lunes en Siria, a donde Rusia, principal apoyo de Damasco, envió un emisario tras haberse opuesto en el Consejo de Seguridad de la ONU a sanciones contra el régimen.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, OSDH, registró cinco víctimas de la represión en Sarmin, localidad situada cerca de Edleb, noroeste, en un operativo de persecución llevado a cabo por las fuerzas de seguridad y el ejército sirio.

Según el presidente de la OSDH Rami Abdel Rahmane, murieron cinco personas, entre ellas un niño, y otras 60 resultaron heridas por disparos en esa operación. Una de las víctimas sucumbió cuando el techo de la casa se desplomó sobre él, luego de los disparos de arma pesada.

Otro hombre murió en Qara, cerca de Damasco, a manos de la seguridad siria que allanaba su casa, según un comunicado del Comité de Coordinación, que anima la protesta en Siria.

Además de tanques, vehículos de transporte de tropas y militares penetraron el lunes por la mañana a la localidad de Hit, a dos kilómetros de la frontera norte del Líbano, según la OSDH.

Estas intervenciones del ejército y de las fuerzas de seguridad contradicen las declaraciones de Bashar al-Asad el 17 de agosto cuando afirmó al secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon que las operaciones militares contra los opositores “cesaron” en su país, según un portavoz de la ONU.

Enfrentado desde el 15 de marzo a una protesta sin precedente contra su régimen, Bashar al-Asad recibió el lunes a un emisario ruso, mientras Rusia, aliada del régimen sirio, inicia una pulsada con los occidentales respecto a sanciones contra Damasco.

Asad recibió al viceministro ruso de Relaciones Exteriores Mijail Bogdanov, que le transmitió un mensaje del presidente Dmitri Medvedev sobre “la posición constante de Rusia” respecto a Siria, indicó a la AFP una fuente oficial siria.

En Moscú el Kremlin no quiso dar más precisiones sobre el mensaje. En un comunicado, el Kremlin agregó que en las discusiones entre ambos, Rusia “destacó la necesidad de un cese inmediato de la violencia provenga de donde provenga y la toma de medidas concretas para aplicar las reformas anunciadas” por las autoridades sirias.