•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Centroamérica es altamente vulnerable a los efectos del cambio climático y, si no se actúa pronto, padecerá graves sequías y huracanes más intensos, dijo hoy en San Salvador Julie Lennox, experta de Punto Focal de Cambio Climático de la Sede Subregional de la Cepal, en México.

"Hemos ido acumulando más y más evidencia de la alta vulnerabilidad de Centroamérica tanto por su desarrollo socioeconómico, como por su gran exposición a variaciones del clima en eventos extremos", dijo Lennox durante la presentación del estudio "La economía del cambio climático en Centroamérica: Reporte técnico 2011".

"Si el mundo sigue emitiendo los gases de efecto invernadero con la tendencia actual, implica para Centroamérica en este siglo" que alcanzará un aumento "de 4 a 5 grados" centígrados en las temperaturas, advirtió la experta de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que coordinó el informe.

"Está claro que va a haber mayor intensidad de eventos extremos, como sequías y huracanes, parte de esos impactos se van a evidenciar en las economías" de los países centroamericanos, agregó.

El estudio estima que para 2100 sólo para El Salvador los costos acumulados del impacto del cambio climático por pérdidas en recursos hídricos, agricultura, biodiversidad y huracanes representaría el equivalente a 54 % del producto interno bruto (PIB) del país.

El informe advierte que en términos fiscales el cambio climático en el istmo afectará "las finanzas públicas por varias generaciones" y que ese costo acumulado al año 2100 "equivale a 73.000 millones de dólares corrientes" entre todos los países centroamericanos.

El estudio utiliza dos escenarios: uno pesimista que sigue la tendencia actual de aumento de emisiones de gases de efecto invernadero, y otro, con impactos menos drásticos, que requeriría que los grandes países realizaran esfuerzos significativos para bajar sus emisiones.

En el escenario pesimista, la temperatura podría aumentar en promedio regional en 4,2 grados centígrados y la lluvia anual podría disminuir en un 28 % a finales de siglo.

También sostiene que la producción agrícola, en particular la de los granos básicos, disminuiría, y que además ocasionaría pérdidas de ecosistemas y biodiversidad, entre otros efectos.

Por esa y muchas más razones "urge una acción sostenible, e incluyente" para contrarrestar el cambio climático, dijo Lennox.

También el estudio llama a "redoblar esfuerzos para reducir la pobreza, la desigualdad y la vulnerabilidad socio económica y ambiental".

En la investigación participaron 16 instituciones de los países centroamericanos, entre ellas organismos ambientales, de hacienda y finanzas, así como la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) y la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca).