•   Monterrey  |
  •  |
  •  |

Siete sospechosos son buscados por estar relacionados con el atentado contra el casino Royale en Monterrey, norte de México, en el que murieron 52 personas, informó ayer martes la Fiscalía estatal, al presentar a cinco implicados ya detenidos.

“De acuerdo con las indagatorias, hasta 12 sujetos pudieron actuar en la comisión de este delito”, dijo en conferencia de prensa Adrián de la Garza, Procurador del estado de Nuevo León (norte), cuya capital es Monterrey.

El Fiscal señaló que cuenta con información para buscar a los siete implicados que permanecen prófugos.

Autoridades estatales presentaron ayer  martes ante la prensa a cinco hombres detenidos el domingo, presuntos responsables del incendio intencionado el jueves pasado contra el casino Royale, ubicado en una zona de clase media alta de Monterrey, donde murieron 52 personas, entre ellas 42 mujeres.

Las declaraciones de los detenidos apuntan a que el atentado fue ordenado por el cártel de Los Zetas, presuntamente por incumplir un cobro o extorsión de los dueños del casino.

Adrián de la Garza señaló que la Fiscalía a su cargo pedirá la pena máxima por homicidio calificado para los cinco arrestados, plenamente identificados con pruebas periciales que prueban su participación en el ataque.

Fue un aviso
El Gobierno de Nuevo León señaló el lunes que el ataque no iba dirigido a las personas que estaban en el casino, pero que de acuerdo con las declaraciones de los agresores la situación se les salió de control.

Los detenidos fueron presentados junto con las armas que les fueron decomisadas y ocho automóviles en los que presuntamente llevaron a cabo el ataque. Originalmente las autoridades habían informado que solo utilizaron cuatro autos, pero el martes dieron a conocer que en la operación hubo más vehículos involucrados.

Huellas digitales encontradas en uno de los coches usados para el ataque contra el casino Royale llevaron a la captura de uno de los sospechosos, y con la información que proporcionó se localizó a los otros cuatro. Todos tienen antecedentes penales por homicidio y secuestro.

El Fiscal detalló que la dependencia cuenta con grabaciones de comunicaciones entre los detenidos, realizadas a través de teléfonos celulares, en cuyas conversaciones hablaban de un plan para escapar.

Entre las personas que han declarado está el piloto del avión particular del dueño del casino Royale, quien reveló que después del siniestro trasladó a su jefe fuera del país, sin revelar el lugar, dijo por su lado Rodrigo Medina, gobernador de Nuevo León.

El gobierno estatal solicitó la intervención de Interpol y la ayuda de las autoridades de Estados Unidos para dar con el paradero del dueño del casino, añadió Medina.