•   SAN SALVADOR / AFP  |
  •  |
  •  |

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, pidió este jueves a los partidos políticos que la campaña de las elecciones municipales y legislativas de marzo de 2012 sea sin “guerra sucia” ni violencia.

“Pido a los partidos políticos que esta campaña electoral que se acerca marque el comienzo de la eliminación de la violencia en el ejercicio de la política en nuestro país, eliminemos las descalificaciones, la guerra sucia, las luchas intestinas”, señaló Funes en un discurso.

Afirmó que las campañas con constantes enfrentamientos y descalificaciones, como ha sido tradición en El Salvador, solo contribuyen a “condenar al país a la polarización y el atraso”.

Funes, primer presidente de izquierda salvadoreño, fue objeto de una fuerte campaña de desprestigio por parte de sus adversarios de derecha, lo que no impidió su triunfo en las elecciones de 2009.

“Luchen por el voto ciudadano con la concordia, con la racionalidad de sus planteamientos, con la certeza de las verdades en las que creen e impulsan, pero no con el enfrentamiento, construyan con la inteligencia y no con la fuerza”, dijo.

Los partidos “tienen sus diferencias”, pero deben resolverlas “en el debate y no en la descalificación”, añadió Funes al inaugurar el mes cívico por el 190 Aniversario de la Independencia de Centroamérica, el 15 de Septiembre.

Las elecciones legislativas y municipales están programadas para el 11 de marzo del próximo año. Formalmente, la campaña proselitista comenzará el 10 de enero.

En los comicios, los salvadoreños renovarán el Congreso, de 84 diputados, y los 262 gobiernos municipales.

El Salvador vivió una cruenta guerra civil de doce años (1980-1992), y es uno de los países centroamericanos con mayores tasas de violencia y homicidios, debido a la acción de pandillas y bandas criminales.