•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El megaoperativo de rescate de un avión militar que cayó al mar el viernes cerca de la isla Robinson Crusoe, en el océano Pacífico, con 21 pasajeros, ha permitido hasta ahora el rescate de cuatro cadáveres, confirmaron autoridades chilenas.

"Hasta el momento se han encontrado dos cuerpos de mujer y dos cuerpos de hombre, que en ningún caso han sido identificados", señaló el secretario general de la Fuerza Aérea de Chile (FACH), Maximiliano Larraechea.

El avión sufrió un "accidente violento que seguramente no dejaría personas vivas, pero aún tenemos esperanzas", dijo Larraechea sobre el accidente de un vuelo donde viajaba el reconocido animador de la televisión local, Felipe Camiroaga.

Los cuerpos fueron hallados por parte de los equipos de rescate e isleños que se sumaron a las labores de búsqueda, lideradas por la Fuerza Aérea y la Marina chilena.

Más temprano, el general Larraechea había confirmado que ya era un hecho que el avión sufrió un accidente tras dos intentos fallidos de aterrizaje en la isla Robinson Crusoe, ubicada a unos 700 km de distancia del continente.

"Tenemos la convicción de que el avión está siniestrado", dijo Larraechea.

El equipo de rescate está encabezado por el ministro de Defensa, Andrés Allamand, y el jefe de la Fuerza Aérea de Chile, e involucró el envío hasta la zona de unos seis aviones y dos fragatas.

El operativo de búsqueda se inició la noche del viernes, con el despegue de un avión Hércules C-130, desde el cual se lanzaron al mar ocho paracaidistas, que hallaron flotando una de las puertas del avión que había despegado pasado el mediodía del viernes, confirmó el ministro Allamand.

"Lo único que hemos logrado comprobar es la información que disponemos del hallazgo de la puerta", afirmó el ministro.

"Dije que enfrentábamos un escenario particularmente adverso y eso se ha comprobado en las últimas horas", agregó Allamand, antes de embarcarse en otro avión que tenía previsto arribar a la isla a primeras horas de esta mañana.

El alcalde de la isla, Leopoldo González, señaló además que durante la noche se encontró parte del fuselaje del avión, lo que no ha sido confirmado por la FACH.

El accidente ha causado conmoción en Chile, porque entre los pasajeros desaparecidos se encuentra un equipo periodístico de cinco profesionales de la Televisión Nacional de Chile (TVN), encabezado por Camiroaga, uno de los rostros más creíbles y queridos de la televisión local.

Camiroaga, de 44 años y que animó en 2009 y 2010 el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, encabezaba un equipo que se dirigía a la isla Robinson Crusoe -de unos 600 habitantes- para conocer los avances de los trabajos de reconstrucción del poblado arrasado por un maremoto el 27 de febrero de 2010.

Cientos de personas habían llegado hasta las dependencias del edificio de Televisión Nacional de Chile para dejar velas y mensajes de aliento, mientras que varias misas se realizaban en el país para rezar por la suerte de los ocupantes del avión.

Personalidades de la farándula latinoamericana se solidarizaron con TVN en mensajes enviados a través de las redes sociales.

El avión militar fue declarado desaparecido la tarde del viernes tras intentar aterrizar en la isla en dos ocasiones sin un resultado positivo.

"El avión realizó un primer sobrevuelo, que es rutinario, sobre la pista y luego intentó el aterrizaje", pero "un viento lo forzó hacia el lado derecho", relató el jefe de la torre de control de Juan Fernández, Felipe Paredes.

"Luego -agregó- se elevó en una maniobra que yo pensé era para intentar aterrizar. El avión se pierde detrás de un cerrito. Se perfila nuevamente pero el avión no volvió a aparecer".

La isla Robinson Crusoe inspiró al narrador inglés Daniel Defoe cuando escribió en el siglo XVIII su novela "Robinson Crusoe", basada en la historia de un marinero abandonado allí en completa soledad en 1704 y rescatado cuatro años después.