•   EFE  |
  •  |
  •  |

Las autoridades de inmigración de Venezuela decidieron ayer deportar a Cuba a los tres etarras detenidos el pasado jueves cuando trataban de llegar a su costa en un barco procedente de la isla caribeña, según han informado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista.

Elena Bárcena Argüelles, Francisco Pérez Lekue y José Ignacio Etxarte Urbieta, permanecían retenidos en Venezuela desde su detención el jueves en la zona turística de Los Roques por las autoridades de inmigración por intentar entrar ilegalmente en el país en una embarcación de recreo.

Venezuela ha decidido este sábado devolverles a Cuba, de donde habían huido en un velero con bandera española en el que además de los tres etarras viajaban, según el diario venezolano El Universal, un ciudadano de Haití, Sadir Allyn, y otro de Cabo Verde, Carlos Mendés, que era el patrón del barco.

Fuentes del Comando de Guardacostas de la Armada indicaron que los etarras llegaron a Los Roques después de que su embarcación sufriera una avería mecánica y que, al auxiliarles y requerirles la documentación, las autoridades descubrieron que no había recibido el permiso de ningún puerto principal de Venezuela.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, dijo ayer en que la cooperación entre España y Cuba en el control de los miembros de ETA que se encuentran en la isla, es lo que ha permitido la detención de los tres etarras.

“Desde hace mucho tiempo tenemos un conocimiento perfecto y exacto de cómo está la situación de miembros de ETA en el exterior”, señaló Jiménez preguntada por el incidente tras participar en una reunión con sus homólogos de la Unión Europea.