•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varios estados del sur de EU estaban hoy en alerta por la tormenta tropical "Lee", que está dejando fuertes lluvias, amenaza con tornados y ha obligado a evacuar por prevención algunas áreas de Nueva Orleans, seis años después de la tragedia del huracán "Katrina".

"Lee" está provocando intensas lluvias sobre el sur de Luisiana y zonas de los estados de Misisipi y Alabama, que pueden causar "extensas inundaciones", alertó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., con sede en Miami, en su boletín de las 21.00 GMT.

La tormenta se hallaba a esa hora a 95 kilómetros al oeste-suroeste de la ciudad de Morgan (Luisiana) y a 90 kilómetros de Lafayette, también en ese estado, y se desplazaba hacia el norte lentamente.

Luisiana y Misisipi están desde el viernes en emergencia para prevenir posibles inundaciones asociadas a "Lee", que también amenaza con provocar fuertes lluvias, vientos y marejadas en otros estados del sur, desde Alabama a Texas.

En Nueva Orleans (Luisiana), el alcalde de Jean Lafitte, Tim Kerner, ordenó evacuaciones en esa área y en Crown Point y Barataria, todas ellas fuera del sistema de diques de la ciudad, por el peligro de inundaciones, informó el diario local The Times-Picayune.

Además, varios vuelos del aeropuerto internacional Louis Armstrong, que da servicio a la ciudad, fueron cancelados hoy y se prevé que otros se vean afectados durante la noche del sábado y la mañana del domingo, según Michelle Wilcut, una portavoz de la terminal.

Nueva Orleans también está en emergencia desde el viernes, cuando su alcalde, Mitch Landrieu, alertó de que la tormenta "augura una gran cantidad de agua" y recordó que los residentes que están fuera de la protección del dique pueden estar expuestos a mareas de hasta un metro y medio de altitud.

Precisamente el pasado 29 de agosto se cumplió el sexto aniversario de las inundaciones que el devastador huracán "Katrina" provocó en 2005 en Nueva Orleans, donde murieron alrededor de 1.800 personas.

También quedaron destruidas 180.000 casas y edificios, y se registraron daños valorados en más de 75.000 millones de dólares.

Según las proyecciones del CNH, el centro de "Lee" cruzará la costa de Luisiana esta noche para desplazarse lentamente por el sur del estado este domingo, cuando experimentará un debilitamiento gradual.

Las compañías de petróleo y gas que operan en el Golfo de México comenzaron el jueves a evacuar sus plataformas en esa zona como medida de prevención.

Hasta ahora se han evacuado 237 plataformas, un 38,4 % de las 617 que funcionan en el Golfo de México, lo que ha implicado paralizar el 60,3 % de la producción petrolera y el 54,6 % de la de gas, según el informe emitido hoy por la Oficina de Gestión y Regulación de Energía Marítima de Estados Unidos.

"Lee" está afectando a EE.UU. menos de una semana después de que el huracán "Irene", el primero de la temporada de ciclones en la cuenca atlántica, se cobrara la vida de más de 40 personas a su paso por la costa este y dejara a millones de usuarios sin electricidad, de los que unos 500.000 aún no la han recuperado.

Mañana, el presidente de EU, Barack Obama, visitará algunas áreas del estado de Nueva Jersey que continúan todavía anegadas por el impacto de "Irene".

Aunque "Irene" pasó ya degradado a tormenta por los estados situados más al noreste del país, allí provocó, como en el caso de Vermont, las peores inundaciones en décadas.

Mientras tanto, el segundo huracán de la temporada, "Katia", fue degradado hoy a tormenta tropical al bajar sus vientos máximos sostenidos a 110 kilómetros por hora.

"Katia" se encontraba a las 21.00 GMT a 690 kilómetros al este-noroeste de las Antillas menores y se desplazaba hacia el oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 17 kilómetros por hora.

Los meteorólogos, no obstante, advirtieron de que "podría fortalecerse y convertirse de nuevo en huracán en cualquier momento", e indicaron que todavía es pronto para predecir si impactará en la costa este de EE.UU. o girará hacia el norte.