•   MIAMI /AFP  |
  •  |
  •  |

Las tormentas tropicales María y Nate mantienen en alerta este fin de semana a islas del Caribe y México, mientras Katia sigue como huracán categoría 1 a su paso por el noreste de Estados Unidos sin representar por ahora algún peligro, según el informe meteorológico de ayer jueves.

Nate se había fortalecido con vientos máximos sostenidos de 100 km/h cuando se movía hacia el sureste, mientras se encontraba a 190 km al oeste de la bahía de Campeche, México, y a 275 km al noreste de Coatzacoalcos, dijo el Centro Nacional de Huracanes, NHC, desde su sede en Miami.

“Se prevé un mayor fortalecimiento en las próximas 48 horas y se espera que Nate se convierta en huracán el viernes”, advirtió anoche el informe meteorológico.

De acuerdo al último reporte del NHC, los tres ciclones deambulan con vientos entre 65 y 140 kilómetros por hora por el océano Atlántico, donde hace dos semanas pasó el feroz huracán Irene dejando al menos 43 personas muertas en Estados Unidos, y cinco en Haití, República Dominicana y Puerto Rico.

La segunda tormenta tropical es María, con vientos máximos sostenidos de 65 km/h y que se ubicaba anoche  a 900 km al este de las islas de Barlovento.

Aunque el gobierno de Barbados llamó a estar atentos por la tormenta tropical que podría sentirse en Dominica, San Martin, Saba, Barbuda y Saint Kitts y Nevis, el NHC indicó que estaba  previsto que se debilite en las próximas horas.
No obstante, Puerto Rico debe seguir de cerca este ciclón porque podría pasar cerca de sus costas.

El tercer fenómeno meteorológico es Katia, que evoluciona en el Atlántico desde hace casi una semana, ayer jueves por la tarde se alejaba de Bermuda con vientos de 140 km/h que le dan categoría de huracán 1.

Estaba previsto que Katia perdiera fuerza anoche cuando atravesara por aguas frías del noreste de Estados Unidos, pero en mar abierto.

Alerta “amarilla” en dos estados del sur de México

En ese orden, la tormenta tropical Nate, ubicada en el sur del Golfo de México, motivó que las autoridades mexicanas pusieran ayer en “alerta amarilla” (peligro moderado) zonas de los estados de Campeche y Tabasco, en el sureste del país, informó el Sistema Nacional de Protección Civil, Sinaproc.

El organismo, dependiente de la Secretaría de Gobernación (Interior) ubicaba anoche, además, con nivel de alerta “verde” (peligro bajo) a Yucatán, y en nivel “azul” (peligro mínimo) a Quintana Roo, parte de Veracruz y Oaxaca.

La empresa pública Petróleos Mexicanos, Pemex, que mantiene en la denominada Sonda de Campeche diversas plataformas petroleras, hasta ayer no había tomado ninguna medida extraordinaria de evacuación o paros de producción por la presencia de la tormenta, dijeron a Efe fuentes de la empresa.

El pronóstico meteorológico es que la baja presión mantenga un movimiento “lento y errático” por la zona sur del Golfo de México y, eventualmente, puede intensificarse.