•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los cancilleres de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), opositora acérrima a la intervención de la OTAN en Libia, se encontraban reunidos el viernes en Caracas para relanzar una resolución alternativa al conflicto y examinar la crisis en Siria.

Vamos a "revisar la situación de Libia, la agresión de la OTAN y un conjunto de iniciativas de paz que desde el ALBA se pueden desarrollar y que deben conectarse con iniciativas de paz de otras instancias como la Unión Africana", dijo el canciller venezolano, Nicolás Maduro, al abrir la cita.

"Desde el ALBA se ha levantado la bandera de la verdad para denunciar (...) la manipulación de la dictadura mediática mundial que apela a sus paradigmas para justificar la invasión de Libia", cuyo objetivo principal es "apoderarse de los recursos que posee" el país norafricano, enfatizó el canciller.

Los funcionarios, que se reunirán posteriormente en el palacio de Miraflores con el presidente Hugo Chávez, planean llevar la propuesta a las Naciones Unidas (ONU) y al grupo de países del BRIC (Brasil, India, China y Rusia), además de la Unión Africana.

A diferencia de las potencias occidentales, países del ALBA como Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela no reconocen el Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano de poder que los rebeldes establecieron en Libia ante el régimen de Muamar Kadhafi, actualmente en paradero desconocido.

Cuba "no reconoce ni reconocerá al CNT (...), sólo al gobierno que se constituya de manera legítima sin intervención extranjera", reiteró por su parte el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

El 4 de marzo durante una reunión también en Caracas, los cancilleres ya habían planteado un plan para resolver la crisis en Libia, que implicaba enviar una misión de paz, pero la propuesta tuvo escaso eco internacional.

Chávez ha defendido a Kadhafi desde el inicio de las revueltas en febrero pasado y calificado de "locura" la intervención de la OTAN.

Los diplomáticos promoverán por otro lado un "conjunto de acciones para respaldar los esfuerzos de paz y estabilidad política del gobierno de Bashar el Asad" en Siria, detalló Maduro.

Caracas advierte contra toda reproducción del conflicto libio en Siria y contra una hipotética intervención extranjera, mientras que el canciller cubano hizo un llamado "urgente" para que la ONU cumpla con su "misión esencial de preservar la paz" en el país.

La cita del viernes servirá igualmente para analizar una postura común de apoyo al reconocimiento de un Estado palestino, una cuestión que podría ser debatida en el marco de la ONU a fines de mes.

En ese sentido, Rodríguez criticó las "amenazas de veto" de Estados Unidos, que indicó que se opondrá a reconocer el Estado palestino si el asunto es votado en el Consejo de Seguridad, donde tiene capacidad de veto.

Los ministros asimismo prevén adelantar en la agenda económica del ALBA para fortalecer el intercambio comercial a través de la unidad contable adoptada por los países del bloque regional denominada Sucre y ampliar el funcionamiento del Banco del ALBA.

El sucre (Sistema Unitario de Compensación Regional), que tiene actualmente el mismo valor que un dólar, entró en vigor en julio de 2010 como unidad contable de los países que integran el ALBA (Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas).