•   Trípoli  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente francés Nicolas Sarkozy y el primer ministro británico David Cameron prevén una visita a Libia el jueves, mientras el coronel Muamar Kadhafi difundió un nuevo mensaje el miércoles por la noche.

La visita de Sarkozy y Cameron, mencionada anticipadamente por medios de prensa franceses, fue preparada con el envío de unos 160 policías franceses a Trípoli para participar en su protección, según fuentes policiales galas.

El viaje de los mandatarios fue confirmado por el presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Mustafa Abdeljalil.

Interrogado en Libia por la AFP sobre si Sarkozy viajaría el jueves a Trípoli, Abdeljalil respondió: "Si Dios quiere", y añadió: "Decimos a los líderes que vienen mañana (jueves) que estarán en seguridad", sin pronunciar sin embargo el nombre de Cameron.

La presidencia francesa y los servicios del primer ministro británico no hicieron comentarios.

Francia y Gran Bretaña encabezaron la operación militar de la OTAN, lanzada a mediados de marzo, que permitió la caída del coronel Kadhafi, cuyos fieles solo controlan algunos puntos del territorio libio.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, que inició esta semana una gira por los países de la "primavera árabe", también prevé viajar el jueves a Libia.

En fuga desde la caída de su cuartel general en Trípoli el 23 de agosto, tras reinar durante 41 años el rico país petrolero, el coronel Kadhafi denunció el miércoles por la noche a la OTAN, acusándola de "terrorismo y destrucciones", según la cadena de televisión Arrai con sede en Siria y que difunde regularmente sus mensajes.

"Si Sirte fue aislada del mundo para que puedan ser cometidas atrocidades contra ella, el mundo tiene la obligación de no dejarla aislada", declaró. "El terrorismo y la destrucción practicadas por la Alianza Atlántica en la región de Sirte son indescriptibles".

Alba rechaza intervención
Por su parte, los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) manifestaron a la ONU su rechazo a que el "gobierno ilegítimo" en el poder en Trípoli ocupe la banca de Libia en la próxima Asamblea General de Naciones Unidas, en una carta a su presidente.

"La banca correspondiente a Libia en Naciones Unidas no debe ser ocupada por una facción o gobierno transitorio ilegítimo impuesto por una intervención exterior", indica la carta firmada por el embajador permanente de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero, y de la cual la AFP obtuvo una copia, citando la posición expresada por los cancilleres del ALBA.

La carta es dirigida al presidente de la 66ª Asamblea General de la ONU, el qatarí Nasser Abdulaziz Al-Nasser, y tiene fecha del 13 de septiembre.

El objetivo de ese debate es "impedir la ocupación de la banca libia hasta que se establezca una gobierno legitimado, sin intervención extranjera, un gobierno que refleje el deseo libre y soberano del pueblo libio", agrega.

Los países que integran el ALBA son Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas.

A diferencia de las potencias occidentales, países del bloque como Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela no reconocen al Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano de poder que los rebeldes establecieron en Libia.

En el terreno militar, las grandes ofensivas anunciadas desde hace varios días no se produjeron aún contra los feudos proKadhafi de Bani Walid (170 km al sudeste de Trípoli), Sirte (360 km al este de Trípoli) y Sebha (centro), que demostraron su capacidad para resistir e incluso contraatacar.

En Bani Walid, los comandantes dudan en lanzar sus tropas contra este gran oasis que cuenta con 52 localidades y 100 mil habitantes, la mayoría de ellos armados.

Por su lado, la batalla de Sirte aún no ha comenzado ya que los combatientes proCNT congregados en la carretera costera se hallaban aún a decenas de kilómetros de su objetivo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus