•   NACIONES UNIDAS / EFE  |
  •  |
  •  |

Los países que integran la Alianza Bolivariana para las Américas, ALBA, pidieron en la ONU que se impida a los representantes del Consejo Nacional de Transición, CNT, libio ocupar el asiento de Libia en la Asamblea General.

El embajador de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero, envió una carta al nuevo presidente de la Asamblea General, el catarí Nasir Abdulaziz al Naser, en que muestra la oposición de los países ALBA a que el CNT se siente en ese órgano multilateral, según una copia del documento distribuida por la misión venezolana.

“El asiento de Libia en Naciones Unidas no debería ser ocupado por una facción o una autoridad de transición ilegítima impuesta por una intervención extranjera”, señala Valero, quien pretende evitar así que el comité encargado de las credenciales diplomáticas en la ONU apruebe la petición de los representantes del CNT.

Los miembros de la ALBA quieren promover “un profundo debate en el Comité de Credenciales de Asamblea General de la ONU para evitar la ocupación del asiento libio hasta que se establezca un gobierno legítimo sin intervención extranjera, un gobierno que refleje la voluntad libre y soberana del pueblo libio”, según recoge la carta.

Ese comité debe decidir próximamente si entrega las credenciales a los representantes de las nuevas autoridades libias, de cara al inicio de los debates públicos del periodo 66 de sesiones de la Asamblea General de la ONU, en donde la próxima semana participarán numerosos jefes de Estado y de Gobierno.

La petición de la ALBA se produce después de que el pasado nueve de septiembre los cancilleres de los países que la integran condenaran en una reunión en Caracas la “intervención” y “agresión militar ilegal” en Libia, y acordaran una serie de acciones que propondrán en la Asamblea General.

De esa reunión salió un documento en que sus representantes plasmaron su visión tanto del conflicto en Libia como de la situación en Siria, país al que se oponen a sancionar por la represión que ejerce sobre los manifestantes civiles.

El embajador Valero adjuntó ese documento a la carta que envió al Presidente de la Asamblea General, y también lo hizo llegar a todos los representantes permanentes en la ONU y al secretario general del organismo, Ban Ki-moon, a quien pidió que entregue el documento a la Presidencia del Consejo de Seguridad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus