•   Nueva York  |
  •  |
  •  |

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió este jueves una acción internacional "coherente" en Siria a causa de las "promesas rotas" del presidente del país árabe, Bashar Al Asad.

"No ha cumplido sus promesas. Ya basta: la comunidad internacional debería realmente tomar medidas coherentes y hablar con una sola voz", dijo Ban durante una conferencia de prensa a los seis meses del inicio de la sangrienta represión contra los manifestantes de la oposición siria.

"Estas promesas se han convertido en promesas rotas", declaró el máximo responsable de la ONU, que expresó su preocupación por lo que calificó como el "muy opresivo manejo" de las protestas, que ha generado la muerte de más de 26.000 personas, según cifras de la ONU.

En este sentido, reprochó a Asad el haber ignorado "los llamamientos urgentes" de la Liga Árabe y de otras instituciones internacionales para que ponga fin a la violencia.

Las potencias occidentales han abogado por una resolución en el Consejo de Seguridad que imponga sanciones contra el mandatario sirio, pero la inciativa ha sido bloqueada por Rusia, China y otros países, molestos por el uso que hicieron esos países con una resolución precedente sobre Libia.