•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno chileno anunció este jueves que acoge parcialmente las condiciones que exigieron los estudiantes para iniciar una mesa de diálogo que destrabe un conflicto que se extiende ya por cuatro meses y los llamó a negociar cuanto antes.

Al responder públicamente a una 'contrapropuesta' de diálogo entregada el lunes por los estudiantes, el ministro de Educación, Felipe Bulnes, anunció que se rechazó la principal de las cuatro exigencias impuestas: paralizar la tramitación de dos proyectos de ley sobre educación enviados al Congreso, sin consensuarlos con ellos.

"No creemos que debamos paralizar la tramitación de proyectos que benefician a mas de 500.000 personas", dijo Bulnes.

Los proyectos consisten en rebajar desde 5,6% hasta 2% los intereses de un crédito privado avalado por el Estado al que recurren hoy los universitarios para pagar los aranceles y en permitir la renegociación de la deuda para unos 110.000 estudiantes morosos.

El Ejecutivo, dijo Bulnes, tampoco está dispuesto a adaptar el calendario escolar y universitario para que los estudiantes puedan recuperar las clases perdidas durante las movilizaciones.

"No es que no queramos, simplemente no se puede porque no alcanza" el tiempo para recuperar las clases perdidas, señaló el ministro.

El Gobierno accedió no obstante a dejar actas públicas de la negociación y dijo que aumentará la fiscalización sobre la entrega de recursos estatales a universidades privadas que obtengan ganancias, lo que está prohibido por ley pero es burlado por una serie de resquicios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus