•   BENGASI / AFP  |
  •  |
  •  |

El presidente francés Nicolas Sarkozy y el primer ministro británico David Cameron, fueron recibidos como héroes este jueves en Libia, donde las fuerzas del Consejo Nacional de Transición, CNT, afirmaron que entraron a Sirte, uno de los últimos bastiones proKadhafi.

En Bengasi, Sarkozy dijo ante la muchedumbre reunida en la plaza: “Pueblo de Libia, ya han mostrado su valor, hoy deben dar una nueva prueba de valor, el del perdón”, mientras Cameron dijo que es “extraordinario encontrarse en una Libia liberada”.

Sarkozy dijo que cree en una “Libia unida, no en una Libia dividida”. “Jóvenes de Bengasi, jóvenes de Libia, jóvenes árabes, Francia expresa su amistad y apoyo”, dijo Sarkozy mientras era vitoreado por la muchedumbre.

“Ustedes quisieron la paz, ustedes quisieron la libertad, quieren progreso económico, Francia, Gran Bretaña y Europa estarán del lado del pueblo libio”, agregó.

Ambos se dieron un paseo entre la muchedumbre de centenares de libios que agitaban banderas francesas y británicas.

Bengasi ha servido de “capital” de la insurrección libia y del CNT durante la insurrección contra el coronel Muamar Kadhafi.


Estuvieron en Trípoli
Sarkozy y Cameron hicieron antes una visita relámpago a la capital Trípoli, siete meses después del inicio de la rebelión contra el régimen de Kadhafi, que estaba en el poder desde 1969 y cuyo paradero sigue siendo un misterio.

“Kadhafi es un peligro, hay que acabar el trabajo” en Libia, afirmó Sarkozy, en una conferencia de prensa junto a

Cameron y los dos principales dirigentes del CNT, Mustafá Abdeljalil y Mamud Jibril.

Por su parte, Cameron prometió colaborar en la búsqueda y captura de Kadhafi.

“Vamos a ayudarlos a encontrar a Kadhafi y a presentarlo ante la justicia”, agregó el primer ministro británico.

Rebeldes en Sirte
En el terreno militar, las fuerzas armadas del CNT en Misrata anunciaron este jueves que sus combatientes entraron en Sirte, la ciudad natal de Muamar Kadhafi.

“Los revolucionarios de Misrata llegaron al puente de Al Gharbiyat en Sirte”, afirmó el Consejo Militar de Misrata en un comunicado recibido por la AFP.

Sirte, a 360 km al este de Trípoli y región natal de Kadhafi, es uno de los últimos bastiones que escapan al control de las nuevas autoridades libias.

El jueves por la mañana, varios centenares de camionetas con armamento pesado partieron de Misrata y se dirigían hacia el este bordeando la costa. En Abu Qarin, la caravana compuesta de 900 vehículos según el Consejo Militar de Misrata, se había dividido para cercar Sirte en tres frentes.

Una parte de la caravana tomó la carretera costera hacia Sirte, otra una carretera que va a través del desierto, mientras otros se dirigieron hacia el sur tras recibir disparos en Wadi Bey.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus