•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Expertos del sector bancario coinciden en alertar de que en América Latina cada vez supone un riesgo mayor que el robo de información bancaria se utilice para agredir a los clientes de los bancos.

Así lo apuntaron en el XXVI Congreso Latinoamericano de Seguridad Bancaria, una cita anual organizada por la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) y la Asociación de Banqueros Internacionales de Florida (Fiba) que concluyó hoy en Miami.

"Estamos preocupados por el robo de dinero, pero lo estamos más por que roben información, por el daño físico, moral y material que le pueden hacer a nuestros clientes. Estamos viendo esa tendencia en muchos países de América Latina", reconoció el presidente de FIBA, Frank Robleto.

Según detalló en declaraciones a Efe, "lo más critico para nosotros es asegurarnos la seguridad de nuestros clientes y cómo mantenemos la confidencialidad de su información".

"Esta conferencia es extremadamente importante porque cada año salen nuevas tendencias, nuevas metodologías de las personas que están involucradas en hacer fraudes contra personas y contra entidades financieras", explicó.

"Nosotros creemos que aquí y en muchos países de la región nuestros clientes están expuestos no solamente al riesgo de fraude financiero sino incluso a su propia vida", añadió Robleto, quien detalló que "muchas veces esos 'hackers' roban información para después secuestrar a clientes o a sus familias".

En este sentido, recordó que "el cliente siempre ha visto el banco como un lugar seguro", ya que "nosotros somos los primeros que les decimos que no tengan el dinero debajo del colchón", por lo que en su opinión es muy importante garantizar esa seguridad.

En cambio, "aquí en Estados Unidos los reguladores se han interesado muchísimo en que nosotros protejamos la información de los clientes, no para el crimen contra la persona, sino para el crimen contra los bienes", apuntó.

Al respecto, resaltó que los reguladores estadounidenses no dan tanta importancia a la capacidad de los bancos establecidos en Florida -amenazada parte del año por la temporada de huracanes- para responder ante desastres naturales, como a su habilidad para prevenir el robo de información de clientes.

La directora regional de protección de activos de Walmart para América Latina, Odalys Fajardo, también destacó durante su intervención, al igual que otros ponentes, el riesgo físico que supone para los clientes de los bancos de algunos países de la región que le puedan robar información bancaria.

En ese sentido puso el ejemplo de México, donde "la violencia amenaza desde a nuestras cajeras hasta a nuestros clientes, por lo que una de nuestras prioridades es asegurar al personal".

"En México tenemos que lidiar con este problema de la violencia porque es difícil de eliminar por completo. Por eso hay que colaborar con las autoridades y aplicar políticas de prevención", apuntó Fajardo, quien trabajó durante años para la CIA y el Ejército estadounidense.

En cualquier caso, citó a otros países de la región y advirtió que la cuestión de la violencia física se trata de un problema creciente que se va a ir extendiendo por otros estados cercanos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus