•   Quito  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Carlos Pérez, director del diario ecuatoriano El Universo, propuso hoy al presidente del país, Rafael Correa, someterse a un arbitraje internacional para solventar la demanda que él ha interpuesto contra el rotativo.

"A mí me hubiera encantado y, si el presidente aún está dispuesto, es irnos a algún arbitraje para que se defina en una corte, afuera, sin necesidad de ir a la Corte Interamericana de Prensa, para que se defina quién tiene la razón, podría ser Bélgica", dijo Pérez al canal de televisión Ecuavisa, en referencia a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La esposa de Correa es belga y él pasa sus vacaciones de verano en ese país, donde cursó estudios superiores.

Ayer, una corte de apelaciones ratificó la condena a tres años de cárcel y 40 millones de dólares de multa impuesta en primera instancia a Pérez y sus hermanos César y Nicolás como directivos de El Universo, así como al exjefe de opinión del diario Emilio Palacio.

Tras el dictamen, el presidente ofreció retirar la demanda si el diario rectificaba. "En el momento en que pidan disculpas, reconozcan su error, podemos hablar de desistimiento", dijo el mandatario.

Pérez señaló que esa propuesta "es bien confusa, porque es como tenerte sentado con el machete en la nuca" y recalcó que "siempre hemos estado abiertos a pedir disculpas".

En julio pasado, El Universo ofreció publicar "en el día y espacio" que Correa señalara un texto facilitado por el presidente para rectificar la columna que él considera injuriosa, pero él rechazó la propuesta, por tardía, pese a que en el pasado había dicho que retiraría la querella si el diario corregía el artículo de opinión.

"Ahora está ofreciendo un tipo de indulto hacia nosotros, hacia el caso, pero yo lo que propongo es vamos a un arbitraje, a ver qué sucede. Creemos que en este país no hay justicia por el momento", explicó Pérez.

Correa planteó la querella en marzo pasado por una columna de Palacio que decía que un futuro presidente podría enjuiciar a Correa por haber ordenado disparar "a discreción" contra un hospital.

El mandatario se había refugiado allí durante una sublevación policial el 30 de septiembre de 2010 y fue sacado en medio de un tiroteo. Ese día murieron 5 personas en Quito, algunas de ellas durante la acción de rescate.

Los acusados han dicho que apelarán a la Corte Nacional de Justicia y, si se mantiene el dictamen, después a la Corte Constitucional y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.