•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los países consumidores de drogas deben actuar de manera "valiente" para reducir el consumo porque, si no, está perdida la batalla contra el narcotráfico y el crimen organizado en América Central, advirtió este miércoles en la ONU el presidente de Honduras, Porfirio Lobo.

"En la medida en que no se ha reducido la demanda en los países desarrollados, la estrategia (contra el narcotráfico) que seguimos hoy en la región tiene en el mejor de los casos un impacto parcial y reducido", dijo Lobo en su discurso ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

"Los países consumidores tienen que actuar de forma valiente y decidida para reducir o eliminar el consumo o comercialización de drogas", añadió el gobernante, quien recordó que, según cifras de la ONU, América Central es la región con los niveles más altos de violencia por la delincuencia organizada en el mundo.

"De no ser así, será muy difícil a nuestras sociedades ponerle fin a este flagelo", subrayó.

"Sin seguridad no hay crecimiento económico, no hay desarrollo", apuntó Lobo, quien aseguró que el crimen organizado le cuesta a Honduras 10% de su PIB.

"Tenemos que lograr alinear nuestras estrategias" antidrogas, instó.

América Central lanzó una estrategia contra el crimen organizado en junio pasado en una reunión con países y organizaciones donantes, que prometieron una ayuda de 2.000 millones de dólares para el istmo.

En materia política, Lobo afirmó que su gobierno ha logrado avanzar en la reconciliación nacional desde el golpe de Estado de junio de 2009 que derrocó al entonces presidente Manuel Zelaya.

"Trabajamos día a día para promover una cultura de respeto de los derechos humanos", indicó el jefe de Estado de Honduras, país en el que varias organizaciones han denunciado graves violaciones de los derechos humanos desde el golpe de Estado.