•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente chileno, Sebastián Piñera, afirmó hoy que su Gobierno está comprometido "con salvar el año escolar" de los estudiantes que llevan a cabo una movilización desde mediados de mayo pasado en demanda de una educación pública, gratuita y de calidad.

En un comunicado de la Presidencia, Piñera, quien se encuentra en Nueva York, donde participa en la Asamblea General de las Naciones Unidas, valoró la decisión del Ejecutivo de prorrogar el plazo de inscripción en el plan "Salvemos el Año Escolar".

"(Estamos) haciendo un nuevo gran esfuerzo para que todos nuestros jóvenes puedan salvar su año", enfatizó el mandatario quién agregó que el Gobierno está comprometido con esa iniciativa "pero evidentemente que los propios jóvenes tienen que también hacer su aporte".

El ministerio de Educación decidió hoy ampliar el periodo hasta el 1 de octubre para que los alumnos de secundaria se inscriban en un plan destinado a salvar el año escolar, mientras las universidades apuran los plazos para poder cerrar el semestre el próximo 7 de octubre, tras cuatro meses de paros y tomas.

Los portavoces de los alumnos en paro rechazaron estos plazos y acusaron al Gobierno de Sebastián Piñera de querer debilitar y dividir al movimiento, que mañana volverá a salir a la calle, en una nueva jornada de paro.

Piñera anunció este miércoles que en los próximos días el Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de reforma constitucional que establezca el derecho y el acceso de todos los jóvenes chilenos a una educación de calidad "y establezca también la obligación del Estado de velar porque ese derecho se cumpla".

"Estamos trabajando para lograr que todos los estudiantes que pertenezcan a grupos vulnerables tengan garantizada una beca para acceder a la educación superior", añadió.

Piñera subrayó que "el compromiso" del Gobierno coincide con lo que han planteado los estudiantes.

"Garantizar educación de calidad y el acceso a todos a la educación superior. Garantizar becas a todos que lo necesiten, garantizar combinaciones de becas y préstamos a los estudiantes de clase media y así avanzar hacia un sistema educacional que sea un motor que iguale las oportunidades", enfatizó.

Los estudiantes solicitan al Gobierno que se congele el envío al Congreso de los proyectos de ley relativos a la educación, que se asegure la transparencia en el diálogo, que se aplace la fecha de cierre del primer semestre universitario programada para el 7 de octubre y que no se entreguen recursos públicos a las instituciones que lucran.