•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un supremacista blanco condenado por el asesinato de un hombre negro en 1998 fue ejecutado hoy en el estado de Texas (EE.UU.), mientras seguía postergada la de Troy Davis, programada para las 23.00 GMT y cuyo caso ha concitado la atención mundial.

Lawrence Russell Brewer, de 44 años, fue ejecutado con una inyección letal, informó el Departamento de Justicia Criminal del estado de Texas.

Brewer, quien no quiso hacer ninguna declaración final, había sido condenado a muerte por asesinar a James Byrd Jr., un hombre de raza negra de 49 años a quien encadenó a la parte de atrás de su camioneta y lo arrastró hasta destrozar su cuerpo.

Texas con más ejecuciones

El crimen cometido por Brewer, miembro de una pandilla supremacista blanca, conmocionó en su momento a todo el país.

Con la de hoy, en Texas se han realizado 475 ejecuciones desde que Estados Unidos restableció la pena de muerte en 1976 tras una moratoria de 10 años.

De los 34 estados que mantienen viva la pena de muerte en EE.UU., Texas es el que más ejecuciones ha registrado desde 1976, seguido muy de lejos por Virginia (109), y su gobernador, Rick Perry, ahora aspirante a la candidatura presidencial republicana para las elecciones de 2012, es un convencido defensor de ese castigo.

Postergan ejecución de Davis

Mientras, la ejecución de Troy Davis, programada para las 23.00 GMT de este miércoles, seguía postergada mientras sus abogados aguardan una respuesta a su apelación ante la Corte Suprema de Estados Unidos, en una carrera contrarreloj por evitarla.

Los abogados de Davis, condenado a muerte por el asesinato de un policía en 1989, pidieron a la Corte Suprema que suspenda su ejecución mediante inyección letal, que se debía haber realizado a las 19.00 hora local (23.00 GMT) en el estado de Georgia.

Obama estará al margen

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que el presidente de EE.UU., Barack Obama, no va a intervenir en el caso, pese a que ha recibido solicitudes al respecto por las dudas que existen sobre la culpabilidad de Davis.

El caso de Davis, de 42 años y presentado por su defensa como el prototipo del negro condenado injustamente por la muerte de un blanco, ha reabierto el debate en torno a la pena de muerte en EE.UU. y cientos de personas se han congregado a las afueras de la cárcel de Jackson (Georgia) para pedir clemencia.