•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Troy Davis, condenado a muerte por el asesinato de un policía en 1989, fue ejecutado hoy con una inyección letal en Georgia (EU), tras varios intentos de última hora de su defensa para salvarle la vida y pese a las dudas sobre su culpabilidad y las numerosas peticiones de clemencia.

La ejecución, programada para las 23.00 GMT del miércoles, se realizó finalmente a las 03.08 GMT del jueves, después de que la Corte Suprema de EU rechazara una apelación de los abogados de Davis, de 42 años y de raza negra, confirmó una portavoz oficial.