•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La tormenta tropical "Hilary", que se formó el miércoles en el Pacífico mexicano, está "muy cerca" de convertirse en las próximas horas en un huracán categoría uno en la escala Saffir-Simpson (de uno a cinco), informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional de México.

Las autoridades mexicanas establecieron una zona de alerta que cubre tres estados y va desde las Lagunas de Chacagua, en el estado de Oaxaca, hasta la ciudad de Manzanillo, en el estado de Colima, incluyendo al puerto de Lázaro Cárdenas y Punta San Telmo, en el estado de Michoacán.

La tormenta se localizaba a las 7.00 hora local (12.00 GMT) a 145 kilómetros al sur de Punta Maldonado, en el estado de Guerrero, y se desplazaba hacia el oeste-noroeste a 15 kilómetros por hora, indicó el SMN en su último informe.

"Hilary" tiene vientos sostenidos de 110 kilómetros por hora, rachas de 140 kilómetros, y un índice de peligrosidad "moderado".

La tormenta tropical tiene un "núcleo principal de 550 kilómetros de diámetro" y uno secundario "de fuerte convección".

"Hilary" mantendrá "su desplazamiento actual durante el transcurso del día y se encuentra muy cerca de intensificarse a huracán en las próximas horas", explicó el organismo.

Además, el sistema "genera una amplia zona nubosa que afecta las costas de Oaxaca y Guerrero, donde se prevén lluvias fuertes a intensas a lo largo de sus costas y torrenciales en las sierras del sur" de esas regiones.

"Hilary" puede generar derrumbes e inundaciones, además de viento fuerte, oleaje elevado y frecuente en costas de Oaxaca, Guerrero y Michoacán, razón por la cual el SMN recomendó a la población de esas zonas atender las indicaciones de las autoridades, y a la navegación marítima "extremar precauciones".

El SMN pronostica que para las 13.00 hora local (18.00 GMT) "Hilary" se habrá convertido ya en huracán categoría uno, con vientos sostenidos de 130 kilómetros por hora y rachas de 160 kilómetros.