•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los obispos católicos de Brasil pidieron el jueves una "reforma política profunda" contra la corrupción y respaldaron las marchas de protesta popular de las últimas semanas, a raíz de los escándalos que costaron la dimisión de cuatro ministros y salpican al Legislativo.

"Sentimos una gran preocupación, no solo por la corrupción, sino por la impunidad", dijo en una rueda de prensa el secretario general de la Conferencia de Obispos de Brasil (CNNB), Leonardo Steiner.

Los prelados, que analizaron el tema durante una reunión celebrada en Brasilia, divulgaron un comunicado instando al Congreso a realizar "una reforma política profunda" que elimine el voto secreto de los parlamentarios y "extirpe viejas prácticas dañinas para el perfeccionamiento democrático".

Uno de los casos que más ha conmovido a la opinión pública es el de una votación secreta en el Congreso que evitó que una diputada perdiera el mandato a pesar de haberse divulgado un video en el que se la veía recibiendo dinero de otro político acusado de corrupción.

"La pregunta que me hago, no como CNNB, sino como ciudadano, es si el Congreso es legítimo para hacer esa reforma política o deberíamos tener una (asamblea) constituyente para hacer esa reforma tan necesaria", sostuvo Steiner.

Los obispos brasileños expresaron su respaldo a las movilizaciones contra la corrupción, iniciadas el 7 de setiembre en Brasilia y que esta semana se repitieron en Rio de Janeiro, todas convocadas a través de redes sociales sin el apoyo de los partidos. Los manifestantes protestan contra los casos de desvíos de dinero público y otras modalidades de corrupción.

"Incentivamos" la práctica de las manifestaciones a fin de que "exijan al Congreso una auténtica reforma política que asegure la institucionalidad del país", agregó el órgano eclesiástico.