•   Bogotá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

A ocho ascendió el número de muertos por la explosión de una tubería de la central hidroeléctrica del departamento (provincia) de Caldas (Chec), en el centro-oeste de Colombia, informaron el jueves fuentes de la empresa.

Inicialmente las autoridades habían dado cuenta de la muerte de cinco personas en el lugar del accidente, pero en la mañana de este jueves fue encontrado un cuerpo sin vida y dos de los heridos graves fallecieron en centros médicos.

"Acaba de fallecer en la clínica La Presentación de Manizales (280 km al centro-oeste de Bogotá), Germán García, quien se encontraba en cuidados intensivos desde la noche anterior. Con este deceso suman ocho las víctimas de este fatal accidente", reseñó un comunicado de la empresa.

Otras 14 personas resultaron heridas, siete de ellas de gravedad, debido a la explosión que se produjo en la tarde del miércoles en zona rural del municipio de Chinchiná (Caldas), según la vocera de la gobernación de Caldas, Verónica Yamoso.

"La explosión se presentó cuando trabajadores realizaban labores de mantenimiento dentro de una tubería de la Chec", explicó Yamoso.

El gerente de la Chec, Bruno Seiler, dijo a periodistas que la explosión se produjo en momentos en que se realizaban labores de mantenimiento en la tubería, y la atribuyó a gases emanados por la pintura que se le aplicaba a la instalación.

"Estábamos en el día 51 del proceso, ya estábamos terminando, fruto de la pintura se generan una cantidad de gases y entendemos que una chispa provocó una explosión", anotó Seiler.

Sin embargo, la Chec señaló que expertos continúan evaluando las causas exactas del accidente para evitar nuevos casos y extendió condolencias a los familiares de las víctimas, quienes trabajaban para dos empresas contratistas.