•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Derrick Mason, un hombre negro de 37 años, fue ejecutado la tarde del jueves en Alabama por el asesinato de la empleada de una tienda de comestibles, convirtiéndose en la tercera persona ejecutada esta semana en Estados Unidos, informaron los servicios penitenciarios del estado.

Derrick Mason fue declarado muerto a las 18H49 locales (23H49 GMT), indicó a la AFP Grant Culliver, de los servicios penitenciarios de Alabama (sur).

El condenado pidió perdón a la familia de la víctima antes de la inyección mortal, precisó Culliver.

Mason fue condenado por dispararle a Angela Cagle, de 25 años, quien trabajaba en el turno de noche de una tienda de Huntsville cuando fue asesinada.

Mason, que no negaba su culpabilidad, le arrancó la ropa y disparó dos veces contra la mujer.

Se trata de la tercera ejecución en lo que va de semana en Estados Unidos, al día siguiente de la de Lawrence Brewer, un miembro del Ku Klux Klan ejecutado en Texas, y la de Troy Davis en Georgia.

Davis, que proclamaba su inocencia en la muerte de un policía blanco en 1989, contó con un fuerte apoyo en todo el mundo por las dudas que planteaba el caso.