•   Monterrey, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las fiscalías de los estados mexicanos de Nuevo León (norte) y Guanajuato (centro) investigan el supuesto secuestro de 17 hombres jóvenes que viajaban en un autobús rumbo a la frontera con Estados Unidos, informó hoy el Consejo de Seguridad estatal.

Una fuente del Consejo de Seguridad de Nuevo León dijo a Efe que el procurador de ese estado, Adrián de la Garza, "ya contactó" a la Fiscalía de Guanajuato para conocer "cómo pasó y dónde ocurrió" la desaparición.

Agregó que el fiscal De la Garza está coordinando con sus homólogos de Guanajuato para investigar la desaparición de los 17 hombres, que fueron bajados de un autobús y presuntamente plagiados por miembros de la delincuencia organizada en el estado de Nuevo León.

El autobús salió del central estado de Guanajuato el 14 de septiembre y se dirigía a la ciudad Miguel Alemán, ubicada en la frontera de Tamaulipas con Estados Unidos.

En un tramo entre los municipios de Cerralvo y General Treviño, en Nuevo León, a menos de 60 kilómetros al sur de la frontera con Estados Unidos, fue interceptado por hombres armados que se llevaron a 18 hombres y posteriormente liberaron a uno.

Armado Vallejo, subprocurador de Justicia de Guanajuato, informó que su dependencia ha recibido hasta el momento 13 denuncias por parte de los familiares de las personas que viajaban en el autobús.

"Ya estamos en contacto con las autoridades de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León para iniciar la búsqueda", dijo el subprocurador a el periódico Reforma.

El antecedente reciente del secuestro masivo de personas que viajaban en autobuses ocurrió en abril de este año en el municipio de San Fernando (Tamaulipas), de los que fueron bajadas decenas de personas cuyos cuerpos fueron localizados después en fosas clandestinas en las que fueron hallados 193 cuerpos.