•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Casa Blanca llamó este viernes al presidente de Yemen, Alí Abdalá Saleh, a "emprender una transición completa", tras el sorpresivo regreso del mandatario a su país después de una ausencia de tres meses y a organizar una elección presidencial "antes de fin de año".

El portavoz de la presidencia estadounidense, Jay Carney, también "condenó el uso de la fuerza" contra los manifestantes reunidos en las calles de Yemen, y afirmó que únicamente "una solución política" podría poner fin a la crisis actual en ese país.

"Dada la actual inestabilidad en Yemen, exhortamos al presidente Saleh a emprender una transición completa del poder y hacer todo para que una elección presidencial tenga lugar antes del fin de año, en el marco de la iniciativa del Consejo de cooperación del Golfo", añádió Carney.

El portavoz señaló que "los yemenitas han sufrido demasiado y merecen un camino hacia un futuro mejor".

"Queremos ver a un Yemen que avance. Que el presidente Saleh esté o no en el país, él puede hacer que se concrete este objetivo (...) dejando el poder y permitiendo al país el pasar a otra cosa", dijo por su lado este viernes la portavoz del departamento de Estado, Victoria Nuland.

Enfrentado a una revuelta en las calles desde enero pasado, Saleh, acusado de corrupción y nepotismo, regresó de Arabia Saudita, donde estuvo hospitalizado tras haber recibido heridas en un ataque contra su palacio en Sanáa el 3 de junio pasado.