•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, exhortó este viernes en la ONU a Estados Unidos a comprometer "todos sus medios" en la lucha contra el narcotráfico, un "verdadero fenómeno de terrorismo" que deja un "reguero de muerte" en América Central.

Estados Unidos, como principal mercado de la droga que se trafica por América Central y México, "necesita poner todos sus medios económicos, humanos, tecnológicos y políticos en esta batalla que es en realidad la guerra más cruenta que enfrentamos en nuestro continente", dijo Funes.

"Se necesita de la total voluntad de nuestro vecino norteamericano para dar los golpes necesarios" contra el narcotráfico, señaló el mandatario salvadoreño en su intervención ante la Asamblea General de la ONU. "El gobierno de Estados Unidos no puede sino liderar esta lucha", afirmó.

América Central se ha convertido en la región más violenta del mundo, fuera de las zonas en guerra, producto del narcotráfico y el crimen organizado, según cifras de la ONU.

Funes señaló que "enfrentamos un verdadero fenómeno de terrorismo que amenaza la viabilidad de nuestros países".

"El Salvador y toda Centroamérica estamos haciendo un gran esfuerzo para hacer frente a esta realidad, pero las cifras no están de nuestra parte", dijo Funes, quien destacó que el narcotráfico en la región mueve unos 100.000 millones de dólares al año.

Esa inmensa suma de dinero atraviesa "nuestras geografías acompañado de un verdadero arsenal de armas que los protegen, corrompe a funcionarios públicos y privados" y "deja tras de si un reguero de muerte", dijo Funes.

Todos los mandatarios centroaméricanos que intervinieron antes de Funes en la Asamblea General de la ONU han hecho un llamado similar a Estados Unidos y los principales países consumidores de droga a que asuman un mayor compromiso contra el flagelo.