•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) expresó hoy "preocupación" por el alto índice de las agresiones sexuales contra menores en El Salvador, que alcanza el 73 por ciento de 12.000 casos registrados entre 2008 y 2010.

El representante de Unicef en El Salvador, Gordon Jonathan Lewis, manifestó "su preocupación y consternación" e instó a que "la sociedad salvadoreña reaccione y haga conciencia sobre la gravedad de este flagelo", según un comunicado de ese organismo.

Precisó que entre 2008 y 2010 "se registró un total de 12.000 agresiones sexuales en el país y de este número 8.760 casos -casi 73 por ciento del total- fueron cometidos contra niñas, niños y adolescentes entre 0 a 19 años de edad", según datos del estatal Instituto de Medicina Legal "Dr. Roberto Masferrer".

Lewis, añadió el boletín, exhortó a que "se tomen acciones legales contra los victimarios, pues seguir en silencio y en una fase de indiferencia es aceptar e invisibilizar este azote en contra de la niñez y adolescencia salvadoreña".

"Estas elevadas cifras son inaceptables y reflejan una realidad dura y triste para miles de niños, niñas y adolescentes", remarcó.

Subrayó que "el abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes constituye una de las más aberrantes violaciones de derechos humanos, que acarrea consecuencias devastadoras de largo plazo sobre las víctimas".

"Más allá de las huellas físicas y psicológicas que deja a su paso el abuso sexual, éste niega a sus víctimas la posibilidad de continuar una vida con dignidad y abre la brecha para otro tipo de vulneraciones como son: embarazo precoz, enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el VIH y sida", agregó.

Unicef recordó que El Salvador es parte de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y que en el país también está vigente la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia.

"En ese marco", recalcó el comunicado, "Unicef insta a los tres poderes del Estado a mejorar, con carácter de urgencia, la implementación de leyes y promover un cambio de actitud que evite la impunidad de quienes cometen este delito".

Asimismo, exhortó "a las familias para que asuman su rol protector, ya que constituyen el primer entorno de defensa contra el abuso, y a los medios de comunicación a asumir un rol proactivo y de denuncia de violaciones a los derechos humanos de la población infantil".

El organismo internacional reiteró su "compromiso de continuar apoyando al Estado salvadoreño en el fortalecimiento de una institucionalidad jurídica que vele por una verdadera protección de su niñez y adolescencia".

Al respecto, consideró que la firma de la Declaración de San Salvador sobre Acceso a la Salud y Justicia ante la Violencia Sexual, en un encuentro regional celebrado el martes y miércoles en San Salvador, "representa la voluntad del Estado por buscar un punto de partida para prevenir que este tipo de hechos se continúen cometiendo en el país".

En la reunión, promovida por el Ministerio salvadoreño de Salud y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, participaron representantes de poderes judiciales, ministerios de Salud y otros organismos públicos de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.