•   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente palestino Mahmud Abas presentó ayer viernes la demanda de adhesión a la ONU de un Estado de Palestina a pesar de la amenaza de veto de Estados Unidos y el rechazo de Israel, en una histórica decisión justificada con un discurso ante una Asamblea General que lo ovacionó.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el 26 de septiembre para que sus quince miembros examinen formalmente la solicitud formal de adhesión a Naciones Unidas que depositó el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

El presidente de turno del Consejo, el embajador libanés Nawaf Salam, realizó el anuncio horas después de que esa solicitud fuera depositada en mano por Abás al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y que este la remitiera al diplomático libanés.

La demanda palestina forzó a las potencias mundiales a convocar de inmediato a nuevas negociaciones en Medio Oriente y proponer una hoja de ruta con un acuerdo de paz definitivo antes de finales de 2012.

“He sometido al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la demanda de admisión de Palestina sobre la base de las fronteras del 4 de junio de 1967, con Jerusalén como capital, como miembro pleno de Naciones Unidas”, dijo Abas, exhibiendo la carta con el pedido de adhesión, en el punto cumbre de su emotiva alocución.

“La hora ha llegado para que mi orgulloso y valiente pueblo, tras décadas de desplazamiento y ocupación colonial y sufrimiento incesante, viva como los otros pueblos de la tierra, libre en una patria libre y soberana”, agregó Abas, que levantó una ovación con su ingreso al recinto y en varios momentos de su discurso.
Abas entregó la carta con la solicitud de adhesión a Ban Ki-moon en una corta reunión bilateral poco antes del discurso. Lo hizo en una carpeta blanca con el símbolo palestino en uno de sus lados.

Volver a fronteras de 1967
Tal como se esperaba, su pedido de reconocimiento de un Estado palestino como 194º miembro pleno de la ONU se efectuó sobre la base de las fronteras anteriores a la Guerra de los Seis Días de 1967, e incluye Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén como capital.

Tras recibir la demanda y estudiarla rápidamente, Ban la transmitió al Consejo de Seguridad, que se reunirá el lunes en la tarde para una primera ronda de debates sobre el tema, anunció el embajador de Líbano, Nawaf Salam, cuyo país ejerce la presidencia de ese órgano.

Israel lamenta decisión
Poco después del discurso de Abas, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, extendió su mano desde la misma tribuna para buscar la paz, pero también acusó a los palestinos de rehusarse a negociar.

“La verdad es que Israel quiere la paz, la verdad es que yo quiero la paz. La verdad es que no podemos alcanzar la paz a través de resoluciones de la ONU sino a través de negociaciones. La verdad es que hasta el momento los palestinos se han negado a negociar”, señaló Netanyahu.