•   Trípoli  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos autobuses provenientes de Siria que transportaban a libaneses, algunos alauitas, fueron atacados la noche del sábado a pedradas por los vecinos de una localidad de mayoría sunita en la frontera norte de Líbano, indicaron fuentes concordantes.

Habitantes de la localidad de Al Arida, donde sitúa un paso oficial entre ambos países, se congregaron en varios puntos cercanos al punto de control, cortaron el paso a los autobuses y los atacaron a pedradas, según un responsable de los servicios de seguridad, que no señalaron heridos.

El Ejército libanés se desplegó en la zona después del incidente y pidió a los dos autobuses que regresaran a Siria mientras se calma la situación.

Según vecinos del norte de Líbano, los pasajeros del autobús eran seguidores libaneses del régimen del presidente sirio Bachar Al Asad, que reprime desde marzo un movimiento de protesta inédito en el país.

En Siria, la minoría alauita está en el poder mientras que la inmensa mayoría de los 18 millones de sirio son sunitas.