•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Más de un millar de alumnos secundarios del sector santiaguino de Providencia se manifestaron hoy contra el alcalde de ese municipio, Cristián Labbé, quien hace unos días anunció el cierre de los colegios que permanecen ocupados por los estudiantes y otras medidas de fuerza.

Labbé, un excoronel del Ejército que formó parte de la seguridad personal de Augusto Pinochet y perteneció a la policía secreta de la dictadura, también anunció la cancelación de la matrícula de los alumnos que no viven en Providencia.

Esa última medida, según fuentes educacionales, afectaría al 85 por ciento de los alumnos de Providencia, que alberga, bajo administración municipal, varios colegios considerados de excelencia, por su nivel académico.

"La idea es marchar por los espacios peatonales para manifestar nuestro descontento con los dichos del alcalde, que ha faltado a la verdad", dijo a los periodistas Matías Leal, presidente del Centro de Alumnos del liceo "José Victorino Lastarria".

Añadió que los estudiantes analizan la posibilidad de recurrir a la Justicia contra las medidas del alcalde, porque "son ilegales", pero antes desean reunirse con él, para tratar de alcanzar un acuerdo.

Manifestación anunciada
Labbé hizo el anuncio el pasado viernes, tras haber ordenado el desalojo de los colegios y la reanudación de las clases, pero los estudiantes volvieron a ocupar los establecimientos, pese a que la policía y agentes de la seguridad municipal trataron de impedirlo.

Danae Díaz, presidenta del Centro de Alumnos del liceo "Carmela Carvajal", pidió que no se utilice políticamente la situación y dijo esperar que Labbé "revierta la medida y se disculpe por sus dichos".

Labbé, en tanto, afirmó que "el que está con la ley está conmigo. Los cabros (niños) no están con la ley", en una entrevista con el canal privado Chilevisión.

En tanto, medio centenar de estudiantes secundarios de Concepción, a 515 kilómetros al sur de Santiago, iniciaron el domingo por la noche una "gran marcha" hacia la capital, para exigir al Gobierno soluciones a sus demandas, según sus dirigentes.

Padres acompañan marcha
Los adolescentes, que van acompañados de algunos padres, calculan que caminarán ocho días hasta Santiago, en el marco de las movilizaciones estudiantiles que desde el pasado mayo exigen una educación pública gratuita y de calidad.

En Santiago, por otra parte, siguen internadas en el hospital San Borja Arriarán tres alumnas secundarias en huelga de hambre.

Se trata de Johanna Choapa, Maura Roque y Carla Fernández, las dos primeras con 69 días de ingerir sólo líquidos y la tercera, de 15 años, con 36 días.

Rodrigo Ponce, médico que las atiende, aseguró a los periodistas que las jóvenes "están en un muy precario estado de salud, en peligro de complicaciones graves que pueden tener consecuencias permanentes".

Francisco García, un cuarto estudiante huelguista de hambre, permanece junto a la Casa Central de la Universidad de Chile, donde los ayunantes se instalaron la semana pasada.