•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los restos del ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez llegarán a Caracas desde Estados Unidos el próximo martes 4 de octubre y serán sepultados dos días después, a casi diez meses de su muerte en Miami, informó una de sus hijas este lunes en rueda de prensa.

"Los restos de mi padre llegarán el día 4 de octubre a las 09:15 de la noche en un vuelo comercial desde Atlanta", anunció Carolina Pérez Rodríguez.

"Estamos satisfechos por haber logrado su deseo. Después de nueve largos meses de angustia vamos a lograr que venga y descanse en paz en Venezuela", añadió.

Al llegar a Caracas, los restos de Pérez serán trasladados a una sede de su partido Acción Democrática, donde permanecerán todo el miércoles para que políticos, familiares y antiguos simpatizantes se despidan. La mañana del día siguiente serán trasladados a un cementerio en el este de la capital.

Según Carolina Pérez, "la decisión de la familia es hacer un sepelio sencillo", aunque convocó a "toda la gente que quiera acompañar a la familia para darle el último adiós a este hombre que dio tanto por Venezuela".

Carlos Andrés Pérez murió el pasado 25 de diciembre de un paro cardíaco en Miami a los 88 años de edad y el lugar de su entierro definitivo se convirtió en un pleito legal entre su esposa, Blanca Rodríguez, que peleaba para que los restos fueran repatriados a Caracas, y su ex secretaria y compañera, Cecilia Matos, que quería que fueran enterrados en Miami.

Según Matos, el ex mandatario no quería regresar a Venezuela mientras el actual presidente Hugo Chávez estuviera en el poder.

Los restos de Pérez permanecen temporalmente en una cripta en un cementerio de Miami desde fines de junio. En agosto, una orden judicial cedió a su esposa todos los derechos sobre su destino, un día después de que un acuerdo entre las familias permitiera que fueran trasladados a Caracas.

Pérez fue dos veces presidente de Venezuela (1974-1979 y 1989-1993). Durante su segundo mandato sufrió dos intentos de golpe de Estado, uno de ellos protagonizado por el presidente Chávez, a cuyo gobierno se opuso duramente desde su exilio en Miami.

Pérez llegó a Estados Unidos después que en 1993 fue destituido, encarcelado brevemente y acusado de corrupción.