•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Honduras iniciará mañana pruebas para generar energía eólica con tecnología española a través de un
proyecto que al año producirá unos 102 megavatios, informó hoy un portavoz de la Casa Presidencial en Tegucigalpa.

Agregó que el proyecto está valorado en unos 270 millones de dólares y que al inicio de las primeras pruebas, previstas para mañana, asistirá la designada presidencial (vicepresidenta), María Antonieta Guillén, y autoridades de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), entre otras autoridades e invitados.

La misma fuente indicó que los trabajos del parque eólico, que se localiza en el sector de Cerro de Hula, unos 24 kilómetros al sur de Tegucigalpa, han avanzado más rápido de lo previsto.

La construcción del proyecto, privado, está cargo de la compañía Globeleg Mesoamerica Energy, mientras que la empresa contratista es la española Gamesa, indicó a Acan-Efe uno de sus ejecutivos, José Morán, quien además señaló que mañana se harán pruebas con 34 de los 51 aerogeneradores.

Morán dijo que las 51 máquinas estarán funcionando a finales de octubre y que en otras regiones de Honduras como el sur y occidente hay sitios con condiciones similares de viento a las de Cerro de Hula, por lo que no se descarta la ejecución de otros proyectos en el futuro cercano.

El parque eólico de Cerro de Hula, según Morán, es el más grande construido hasta ahora en Centroamérica, donde Costa Rica y Nicaragua han sido los primeros países en utilizar la energía eólica.

La energía generada en Cerro de Hula será comprada por la ENEE, cuyo gerente, Roberto Martínez, indicó en días pasados que el proyecto de Cerro de Hula representa la adquisición de energía limpia, con una afectación mínima de tierras donde se levanta el parque que producirá 102 megavatios.

La construcción del proyecto eólico de Cerro de Hula inició a finales de enero pasado, y según dijo entonces el presidente hondureño, Porfirio Lobo, se suma a otros de energía hidroeléctrica que promueve su Gobierno con el fin de reducir la dependencia de la generación térmica.

El 16 de noviembre de 2010, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el EX-IM Bank, de Estados Unidos, anunciaron un préstamo por 209,3 millones de dólares para financiar el proyecto de energía eólica en Honduras, país que tiene una demanda de más de unos 1.300 megavatios.

Alrededor del 65 por ciento de la energía que consume el país es generada por plantas térmicas, lo que cada año incrementa la factura petrolera de Honduras, según fuentes oficiales.