•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció el martes ante la Asamblea General de la ONU la "amenaza" de un "nuevo ciclo de guerras colonialistas" iniciado, a su entender, con el conflicto en Libia, en una carta leída por su canciller Nicolas Maduro.

"En lo inmediato existe una grave amenaza para la paz mundial: el desencadenamiento de un nuevo ciclo de guerras coloniales, que comenzó en Libia, con el siniestro objetivo de darle un segundo aire al sistema-mundo capitalista", leyó Maduro ante los representantes de los Estados miembros de la ONU reunidos en Nueva York.

El presidente venezolano, que no participó este año de la Asamblea General anual de la ONU y se encuentra en tratamiento contra el cáncer, ya había enviado la semana pasada una carta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, pidiendo aprobar la adhesión del Estado palestino.

En esta nueva carta, Chávez retomó su defensa del derecho de los palestinos a tener un Estado representado en la ONU y atacó con virulencia a Estados Unidos, al Consejo de Seguridad y a la organización en su conjunto.

¿Por qué Estados Unidos es el único país que siembra el planeta con bases militares?, ¿a qué le teme para tener tan escalofriante presupuesto destinado a aumentar cada vez más su poderío militar? (...) ¿Por qué la ONU no hace nada para detener a Washington?", se preguntó.

"Washington sabe que el mundo multipolar es ya una realidad irreversible. Su estrategia consiste en detener, a toda costa, el ascenso sostenido de un conjunto de países emergentes, negociando grandes intereses, con sus socios y secuaces, para darle a la multipolaridad el rumbo que el imperio quiera", continuó.

En ese marco se refirió a la intervención militar de la OTAN en Libia en el marco de la rebelión lanzada para terminar con el régimen del líder libio Muamar Gadafi como una guerra para "recolonizar" al país africano y "apoderarse de sus riquezas".

"¿Cuál es el motivo real de esta intervención militar?: recolonizar a Libia para apoderarse de sus riquezas. Todo lo demás se subordina a este objetivo", indicó, recordando que "nadie coloniza inocentemente".

En cuanto a la cuestión palestina, se preguntó "¿por qué se le concede el escaño de Libia en la ONU al autodenominado 'Consejo Nacional de Transición', mientras se bloquea el ingreso de Palestina, desconociendo, no sólo su legítima aspiración, sino lo que es ya voluntad mayoritaria de la Asamblea General?".