•   SIRTE / AFP  |
  •  |
  •  |

Tropas del nuevo régimen libio tomaron este martes el control del puerto de la ciudad de Sirte, uno de los últimos bastiones Kadhafistas, mientras el exlíder Muamar Kadhafi, cuyo paradero se desconoce, afirmó que estaba en Libia y quiere morir como “mártir”.

Por su parte, el Consejo Nacional de Transición, anunció que aplazaba la formación de un nuevo gobierno hasta la liberación total de Libia.

Muamar Kadhafi se manifestó a través de un mensaje difundido por una radio de Bani Walid y transcripto el martes por el sitio internet de una televisión leal.

“Héroes resistieron y cayeron como mártires, y nosotros también esperamos el martirio”, dijo Kadhafi.
“Por la yihad, ustedes están volviendo a realizar las hazañas de sus antecesores. Sepan que estoy en el terreno como ustedes”, agregó.

“Estoy entre mi pueblo y los próximos días reservan a esta camarilla de agentes una conmoción inesperada”, insistió Kadhafi.

En el frente de Bani Walid, vasto oasis con relieve tortuoso, situado a 170 km al sureste de Trípoli, Abdala Kenchil, responsable local del CNT, declaró el martes que la intensidad de los disparos Kadhafista había obligado a los combatientes a retirarse de algunas zonas.

En el plano político, el Consejo Nacional de Transición libio, CNT, decidió postergar la formación de un gobierno interino hasta que todo el país sea liberado, anunció este martes uno de sus responsables.

“Las consultas desembocaron en la decisión de aplazar la formación del gobierno hasta después de la liberación”, declaró a la AFP Mustafá al Huni, miembro del CNT, que desde hace varios días intentaba superar las divergencias internas para formar un ejecutivo.

El anuncio del gobierno transitorio estaba previsto inicialmente el 18 de septiembre pero ya se había retrasado debido a las discrepancias entre los miembros del CNT y su centro ejecutivo.