•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Decenas de salvadoreñas, aglutinadas en diferentes organizaciones feministas, salieron hoy a las principales calles de San Salvador a exigirle al presidente Mauricio Funes la despenalización del aborto, alegando que se está "criminalizando injustamente a las mujeres" en el país.

A través de investigaciones "hemos podido determinar que el Gobierno está criminalizando injustamente a las mujeres más pobres (...), actualmente en este Gobierno de Mauricio Funes hay 23 mujeres que han sido encarceladas porque está penalizado el aborto", dijo a Acan-Efe Sara García, dirigente de la Articulación por el Derecho a Decidir, que está compuesta por 13 organizaciones feministas.

"Exigimos la despenalización del aborto, por la vida de las mujeres", exclamaban algunas de las participantes en la marcha.

En el marco del Día Internacional de la Despenalización del Aborto, las mujeres recorrieron las principales calles de San Salvador en una caravana que terminó en las cercanías de Casa Presidencial, donde un grupo de policías de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) impidió su paso.

Solo una comitiva de cinco mujeres pasó a dejar una carta dirigida al presidente, en la cual le exigían, entre otras cosas, "la despenalización del aborto" y "no más violaciones al secreto profesional por parte del personal de salud que denuncia a las mujeres jóvenes y pobres por aborto y complicaciones en parto".

"Actualmente mujeres jóvenes y en condición de pobreza son denunciadas desde los hospitales públicos, por abortos, incluyendo abortos espontáneos, violándoseles el derecho a la presunción de inocencia", expresaron las mujeres mediante un boletín.

Denunciaron, "a la vez, los casos de mujeres con partos prematuros no asistidos y pérdida del producto (que) están siendo condenadas con penas de hasta 30 años" de prisión.

"Nosotros reivindicamos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos; por lo tanto, no estamos pidiendo una forma u otra de aborto, sino el derecho a decidir de nosotras", indicó a Acan-Efe María Teresa Trejo, también de la Articulación por el Derecho a Decidir.

También solicitaron al presidente la "apertura de una mesa" para tratar el "tema de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres", debido a que "hay una deuda de parte del Estado con respecto a los derechos de las mujeres", añadió Trejo.

Antes de 1997 el aborto era criminalizado en El Salvador, pero existían tres excepciones, ya que se permitía el aborto ético, terapéutico y eugenésico, pero en 1998 fue modificado el Código Penal y se penalizó el aborto en todas sus formas.